Houston Dynamo: El momento inolvidable en su nuevo estadio

Houston Dynamo: El momento inolvidable en su nuevo estadio
Los aficionados colmaron el nuevo estadio de Houston.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Comenzaron a llegar cinco horas antes de que se abrieran las puertas del Estadio BBVA Compass, ansiosos por ver su nueva casa. Y cuando finalmente lograron ingresar, 22,000 almas suspiraron de emoción. Entonces, los jugadores del Dynamo de Houston salieron del túnel, pisaron el terreno y la nueva joya del barrio East End estalló en júbilo este sábado 12 de mayo de 2012.

“¡Vamos, Vamos, Vamos Dynamo!” coreaban los miembros de El Batallón y Texian Army, las porras de aficionados naranjas. Mientras, los jugadores les aplaudían por su entrega y a la vez sonreían y respiraban el momento que seguramente nunca olvidarán en sus vidas. Ver por primera vez el BBVA Compass repleto y pintado de naranja.

Los aficionados también buscaban captar la experiencia y con sus cámaras y teléfonos celulares posaban en su tribuna para luego presumir en las redes sociales que eran unos de los afortunados que lograron presenciar el partido de apertura.

Durante la ceremonia de inauguración, Óscar De La Hoya, accionista del Dynamo, recibió un reconocimiento junto con otros funcionarios y personajes que contribuyeron a que el estadio BBVA Compass se convirtiera en la destacada realidad que hoy es, entre ellos el expresidente de los naranja Oliver Luck.

El momento histórico se vivió al máximo antes de que se diera la patada inicial y cuando finalmente quedaron atrás los fuegos pirotécnicos, el himno nacional y todas las presentaciones, el árbitro Hilario Grajeda dio el silbatazo inicial y los jugadores del DC United movieron el balón. Oficialmente llegó el momento que la afición del futbol había estado esperando por muchos años.

El Dynamo juega ya en su propia y poderosa casa.