Por fin cargos contra Arpaio

Por fin  cargos contra Arpaio

El Departamento de Justicia finalmente presentó la semana pasada una larga lista de cargos en contra de Joe Arpaio. El sheriff del condado de Maricopa es el rostro de los excesos de la SB1070 de Arizona, del trato humillantemente discriminatorio hacia los latinos y hasta de irregularidades financieras. Sin embargo, con todo eso todavía él es buscado para dar respaldos a candidatos desesperados por usar un discurso antiinmigrante que lo lleve a la victoria.

La figura de Arpaio, para bien y para mal, ha sobrepasado los límites de su jurisdicción gracias a sus políticas de línea dura con los presos que se radicalizó aun mas en su afán de perseguir indocumentado arrasando con todo derecho civil y cordura.

El documento federal detalla casos específicos de discriminación y de diversas formas de abuso de autoridad hacia los latinos dentro y fuera de la cárcel. También lo acusa de intimidar y tomar represalias contra supuestos enemigos como jueces, abogados, activistas y todo aquel que se oponga a su autoritarismo.

Arpaio ahora ante la demanda se envuelve en la bandera de defender su oficina de una supuesta intromisión del Gobierno federal. Un argumento que ignora las acciones inapropriadas que ya han costado a sus contribuyentes seis millones de dólares.

La continua actitud desafiante de Arpaio requería una acción fuerte de parte del Gobierno federal, que se ha ido demorando ante el deseo de negociar futílmente con Arpaio. Ahora por fin se hizo realidad.

Lo ideal sería que los votantes y contribuyentes de Maricopa fueran los que en la próxima elección reemplacen a Arpaio por un sheriff que no se comporte como un delincuente que viola leyes federales. Pero, hasta la elección pasada el sheriff actual gozaba de una popularidad mayoritaria.

Los votantes están en su libertad de elegir a un sospechoso de delitos, pero su decisión no da legalidad a lo que es de plano ilegal y no protege a Arpaio de los serios cargos contra su oficina de parte del Departamento de Justicia.

Los políticos que todavía gastan dinero tras el respaldo de Arpaio ya deberían saber que es una tontería asociarse con alguien que además de actuar ilegalmente con los latinos, de estar bajo investigación por mal uso de fondos y que ahora impulsa la absurda teoría de que el presidente Obama no nació en Estados Unidos.

Creemos que los jueces de la Suprema Corte de Justicia que revisan la legalidad de la SB1070 deberían considerar los cargos contra Arpaio quien representa con veracidad la implementación de dicha ley.

Impremedia/La Opinión