¿Qué le espera al nuevo presidente en RD?

Las elecciones serán el próximo domingo y todo se encuentra listo para ello

Santo DomingoEFE – La República Dominicana elegirá el 20 de mayo a un nuevo presidente que deberá mantener el crecimiento económico de los últimos años, reducir la brecha de desigualdad, hacer frente a males como el narcotráfico y definir una política duradera con el vecino Haití.

Cualquiera que sea el resultado de las votaciones, el Gobierno que se establezca a partir del próximo mes de agosto tendrá que decidir sobre una reducción del gasto público y el subsidio al sector eléctrico, además de ir preparando una reforma tributaria estratégicamente dilatada por la actual administración.

En esos temas coinciden expertos económicos locales, críticos con las grandes inversiones del Gobierno en la construcción de la segunda línea del Metro de Santo Domingo y con la edificación de decenas de obras de infraestructura, así como con la supuesta “abultada” nómina estatal.

Otro punto que parece impostergable para las nuevas autoridades es el relativo a destinar el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación, tal y como han prometido los seis candidatos presidenciales, entre los que se encuentran los favoritos, el oficialista Danilo Medina y el opositor Hipólito Mejía.

La nación caribeña, de diez millones de habitantes, ha mantenido en los últimos años, bajo la tutela del presidente saliente, Leonel Fernández, un crecimiento económico que, de acuerdo a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) será de un 4,5% este año, más del 3,7% que augura para la región la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Ese crecimiento, que ha permitido mantener la estabilidad cambiaria, atraer inversiones extranjeras y, con ello, hacer frente a la crisis mundial, se plantea como un reto para el próximo Gobierno ante la constatación de que esa bonanza no se refleja en amplios sectores de la población, aunque indicadores internacionales afirman que el país ha reducido los niveles de pobreza extrema.

Combatir un desempleo que ronda el 14% de la economía formal, revisar la controvertida ley de seguridad social y afrontar el caos del transporte público también son tareas del próximo Gobierno dominicano, abocado a mantener a flote los tres pilares de la economía- el turismo, las remesas y la industria de zonas francas.