Una huelga de trabajadores de limpieza podría estallar en Houston

Las negociaciones entre el sindicato SEIU y las empresas contratistas están estancadas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Una huelga de trabajadores de limpieza podría estallar en Houston
Cientos de trabajadores de limpieza salieron a las calles del centro para exigir mejores salarios y prestaciones.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

Cientos de trabajadores de limpieza afiliados al sindicato SEIU (Service Employees International Union) se han manifestado en Houston en las últimas semanas. La más reciente ocasión fue el miércoles 16 de mayo por las calles del centro, en lo que podría ser la última marcha antes de que se tome la decisión de declararse en huelga si no se logra llegar a un acuerdo.

Los miembros del sindicato SEIU no han recibido buenas noticias sobre las negociaciones que sostienen sus representantes con las compañías que emplean a los trabajadores de limpieza en cientos de edificios en diferentes partes de la ciudad.

Los miembros del sindicato luchan para que se les renueve el contrato antes de que expire el próximo 31 de mayo.

Las compañías, según fuentes cercanas a las negociaciones, quieren quitar algunos de los beneficios que fueron implementados en el pasado acuerdo y los miembros del SEIU no están dispuestos a aceptar esas condiciones.

También se informó que no han encontrado terreno común en la posibilidad de que a los trabajadores se les dé un incremento de salario.

Desde que comenzaron las negociaciones el pasado 2 de abril los avances han sido mínimos y es que según miembros del SEIU sus empleadores quieren arrebatarles todos los avances que se han logrado desde que se organizó el sindicato en 2006.

“Nos quieren quitar nuestros días de vacaciones, quieren quitarnos horas, cada vez nos quieren dar más trabajo y menos salario. Ya no podemos dejar que nos sigan explotando”, dijo Marisol Quintana, miembro del SEIU.

El SEIU representa a más de 3,200 trabajadores de limpieza en el área de Houston. Hasta el cierre de esta edición no se había llegado a un acuerdo y seguía abierta la posibilidad de que se desate una huelga.