Hispanos del centro de la Florida al poder

Los apellidos latinos siguen surgiendo en la negociación política de la Florida y la dinámica del poder hispano podría cobrar fuerza en varias contiendas electorales importantes

Guía de Regalos

Hispanos del centro de la Florida al poder
Jackie Centeno y Víctor Torres se enfrentarán en el Distrito 48 de la Cámara baja de la Florida.
Foto: Cortesía

ORLANDO – Los apellidos latinos siguen surgiendo en la negociación política de la Florida y la dinámica del poder hispano podría cobrar fuerza en varias contiendas electorales importantes.

En la Cámara de Representantes estatal están en juego dos escaños para representación en distritos de mayoría hispana: el Distrito 43, en el condado Osceola, y el Distrito 48, en Orange, el que fuera anteriormente el Distrito 49.

En el Distrito 43 de Osceola, dos demócratas hispanos se estarán batallando en la primaria: el joven Ricardo Rangel y el expolicía John Cortés. El vicealcalde de Kissimmee, Art Otero, está registrado como republicano.

Por el nuevo delineado Distrito 48 de la Cámara estatal, que cubre parte de los condados Osceola y Orange con un 55.5% de mayoría hispana, dos puertorriqueños demócratas están decididos a reemplazar al saliente legislador Darren Soto, elegido a su primer término en el año 2007.

A la educadora Jacqueline Centeno, de 50 años, quien cuenta con el aval de Soto, le salió al frente el veterano Víctor Torres, del sindicato Central Labor Council (AFL-CIO) y policía retirado de la uniformada neoyorquina.

“Ella es una gran candidata. Es apasionada y tiene dirección”, dijo Soto sobre Centeno.

Torres, de 64 años, trabaja manejando un autobús de la línea de transporte LYNX. “Mi familia me motivó a que me postulara. Vi que existe una necesidad”.

Durante el año 2010, Torres se dedicó a ayudar a su hija Amy Mercado en sus aspiraciones políticas de convertirse en representante estatal por el Distrito 35, aunque no lo consiguió.

“Es un nuevo distrito, recién dibujado y estoy muy entusiasmado”, dijo Torres, sobre el Distrito 48.

El ex-marino de guerra reconoce las ventajas de su contricante. “La veo a mi mismo nivel. Es una gran mujer y la conozco. Vamos adelante”, dijo.

Centeno, por su parte, no pierde oportunidad de dejar marcada su presencia en cada actividad comunitaria a la que asiste.

“Me cansé de reunirme con mis amigas y de quejarme de no ver cambios en los asuntos importantes que nos afectan. Dije el cambio tiene que empezar conmigo y yo misma ser parte de él”, expresó Centeno, cuya agitada agenda incluye viajar una vez por semana a Tampa para completar un doctorado en Educación.

Soto aspira trabajar con Centeno, de ser elegido como senador estatal. En la carrera por el Distrito 14 —cuyas nuevas líneas divisorias marcan una mayoría hispana—, se sumó el abogado William McBride, conocido como el “Abogado William”, por la nominación republicana, tal como reportó La Prensa.

El legislador boricua Soto, a quien se le termina el mandato en la Cámara, afirma que el distrito que deja aún necesita una mano fuerte que pueda continuar ayudando a los caseros a sobrellevar el complicado proceso de ejecución de viviendas.

“Las zonas más afectadas son Meadow Woods y Southchase y tenemos que buscar la manera de que no se siga afectando la calidad de vida de nuestros residentes”.

El Distrito 49 en la Cámara Baja, que comprende la zona de la Universidad de la Florida Central (UCF) con un 20% hispano, tiene enfrentados por el poder a dos republicanos: René Plasencia y Marco Peña.

Plasencia, nacido y criado en Orlando, de 39 años, es hijo de padre cubano que escapó el régimen castrista y de madre puertorriqueña. Por los últimos 12 años, ha sido maestro de política y entrenador en la secundaria Colonial.

“La razón principal de mi candidatura viene de trabajar con las familias y los niños para mejorar las escuelas y ¿porqué no tomar un paso más adelante?”, dijo sobre sus aspiraciones políticas.

Peña, de 32 años y quien actualmente trabaja con el Florida Hospital, quiere lograr cambios en la salud, la educación y promover la creación de nuevos empleos.

“Estoy postulándome para restaurar la promesa del sueño americano. Mis abuelos vinieron a éste país desde Puerto Rico en busca de esa promesa. Quiero asegurarme que podamos mantenerla para nuestras futuras genaraciones”.

Sin duda, una de las contiendas más candentes es la del nuevo distrito congresional 9, creado para representar la explosión demográfica latina de la última década. Por el lado demócrata se impone el ex congresita Alan Grayson, que no es hispano y cuyas contribuciones de campaña alcanzaron los $570,000 al inicio del 2012.

“No sería una carrera a la par si otro hispano se postula demócrata, considerando que Alan Grayson invertirá muchísmo dinero en publicidad y la mayoría de sus aportaciones son fuera del estado. No tiene idea de lo que nos afecta a los hispanos”, setenció Mike Nieves, candidato independiente por el mismo escaño, de 50 años.

De acuerdo con la Comisión Federal de Elecciones, Grayson ha recibido aportaciones mixtas de comités y de ciudadanos que provienen de Washington, D.C., Virginia, California, New Jersey, aunque también, un alto índice son de Florida.

“Las contribuciones son de la gente, no de cabilderos o intereses especiales que solo quieren a cambio de su dinero un buen gobierno”, dijo Grayson.

Grayson catalogó a Nieves- que admite tener una visión política dividida-, como “un lobo vestido de oveja”.

“Nieves está corriendo como independiente para confundir los votantes y dividir el voto demócrata”, según Grayson.

A esta carrera congresional,se suman el exlegislador y comisionado de Osceola John Quiñones y el comisionado de la Junta Escolar de Osceola, Julius Meléndez, ambos republicanos.