Presos se enfrentan con armas en cárcel venezolana

Un intenso tiroteo se registró hoy en el interior de una cárcel de Caracas en la que un grupo de reclusos se mantiene amotinado desde hace veinte días e impide a las fuerzas militares retomar el control de penal

Guía de Regalos



CARACAS – Un intenso tiroteo se registró hoy en el interior de una cárcel de Caracas en la que un grupo de reclusos se mantiene amotinado desde hace veinte días e impide a las fuerzas militares retomar el control de penal.

En tiroteo en la cárcel de La Planta se prolongó por más de dos horas, afirmó la ministra de Servicios Penitenciarios Iris Varela.

“Adentro se vive un enfrentamiento entre los privados de libertad. Queremos lograr que siga el proceso de diálogo en el penal”, dijo Varela a la televisora estatal.

Aseguró que “es una situación que vamos a resolver y estamos aplicando un método que va a dar resultado que no podemos decir”.

Carlos Nieto, directivo de la organización Una Ventana a la Libertad, que defiende los derechos de los reos, dijo a The Associated Press que era falso que el tiroteo fuera consecuencia de un enfrentamiento entre los internos y denunció que “el ataque es de afuera hacia adentro”.

Indicó que según versiones que le han aportado los presos el ataque estaría siendo ejecutado por guardias nacionales.

“Es verdaderamente grave que por un lado hablen de negociaciones y de acuerdos y de salidas pacíficas y por el otro creen este despelote (desorden) que están creando”, agregó.

Además del tiroteo se registró un incendio en un sector de la prisión. Desde afuera podía observarse una intensa humareda producto del fuego y de bombas lacrimógenas presumiblemente arrojadas por los guardias.

El ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, dijo a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que los alrededores de La Planta fueron tomados por las fuerzas policiales y guardias nacionales para garantizar la integridad de los transeúntes y los habitantes de las zonas aledañas a la cárcel.

Todas las vías cercanas a La Planta fueron bloqueadas por las autoridades, lo que ha generado un fuerte congestionamiento de vehículos en el centro sur de la capital.

El 8 de mayo se registró un intenso tiroteo dentro de la prisión que dejó como saldo un hombre fallecido que fue alcanzado por una bala que salió del centro carcelario y llegó hasta un apartamento cercano.

La Planta se mantiene en tensa situación desde el 27 de abril luego de que las autoridades tomaron los alrededores del penal tras frustrar un intento de fuga masiva que planeaba hacer un grupo de presos a través de un túnel que había sido cavado desde el interior de la cárcel.

Entre fines de abril e inicios de este mes las autoridades han realizado varios traslados de reclusos, pero un grupo se resiste a salir de la cárcel alegando que no quiere que lo lleven a otros penales con problemas de hacinamiento y que están distantes de los tribunales de Caracas donde llevan sus casos, según han denunciado los familiares.

De acuerdo con estimaciones de la organización Observatorio Venezolano de Prisiones, en La Planta hay una población penal de 2.600 reclusos pese a que el centro fue construido para 350.

En Venezuela existen 34 penales que tienen unos 47.000 reclusos, de acuerdo con registros oficiales, pero fueron diseñados para albergar sólo a 12.000 personas.

La superpoblación penal ha generado graves problemas de hacinamiento y violencia. En las prisiones venezolanas operan bandas que rivalizan por el control de los pabellones o el comercio de armas y drogas que guardias corruptos venden a los reclusos.

Durante 2011 hubo 560 muertos en los penales venezolanos, cifra que supera a la de 2010 cuando se registraron 476 asesinatos.