Chile: En jaque norte del país por crisis con 460 mil cerdos

Si no se le permite a los responsables de la empresa Agrosúper que regresen a alimentarlos, la situación podría traer serias repercuciones

Santiago, 22 May – Unos 460 mil cerdos corren el riesgo de morir por hambre y enfermedades en las instalaciones de una planta faenadora de la empresa Agrosúper, en la localidad de Freirina, en el norte de Chile, paralizada por un conflicto medioambiental.

La catástrofe sanitaria se puede provocar por la muerte de los cerdos y las consiguientes infecciones y contaminación de las aguas en la zona, ya que el recinto fue abandonado por la empresa, tras protestas ciudadanas producidas por los malos olores.

Así lo reconoció el ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien viajó ayer a la región y señaló hoy a Radio Cooperativa que “la alta mortalidad de cerdos que está comenzando a producirse, va a generar una situación muy peligrosa para la salud de la gente”.

El ministro además fustigó a la empresa Agrosúper por dejar abandonada la planta de crianza de cerdos, indicando que “es incomprensible y peligrosa la decisión de abandonar la planta”.

“La empresa no ha sido responsable con el medio ambiente y la ciudadanía, porque puede producir un cambio en las condiciones sanitarias de la zona que no tiene vuelta atrás”, dijo el ministro.

La grave situación sanitaria es el corolario de un conflicto entre la empresa Agrosuper, dueña de la planta faenadora de cerdos, y la comunidad de Freirina, que ocurre desde hace ocho meses.

Tras meses de reclamos ante las autoridades locales y de denuncias públicas por la situación medioambiental, la comunidad, aglutinada en el movimiento “Freirina Conciente”, optó por levantar barricadas y bloquear caminos, lo que derivó en enfrentamientos con la policía.

El reclamo principal es por los malos olores que emanan de la planta, debido a las fallas en el tratamiento de los purines (mezcla de desechos de cerdo y agua de las cuencas con las que se riegan los campos).

El problema se desató en septiembre del año pasado, cuando los malos olores invadieron Freirina, afectando a los ocho mil habitantes de la localidad ubicada en el Valle del Huasco, en particular a los niños y ancianos.

De acuerdo a Yahir Rojas, portavoz de los habitantes, las autoridades de gobierno no han respondido a sus constantes reclamos.

“La responsabilidad de toda la violencia que se vive en el Valle de Huasco es de la inoperancia del gobierno, principalmente de las autoridades regionales”, afirmó la dirigente.

Por su parte el gerente de Agrosúper, Rafael Prieto, dijo a periodistas que llevan siete meses reparando la planta de Freirían, y llamó a los manifestantes a que los dejen ingresar a las instalaciones para alimentar a los cerdos.

Según Prieto, los equipos dañados son los aireadores. Fallaron los cuatro y ya hay tres reparados, pero basta que falte uno de ellos para que se sigan generando malos olores.

La tecnología en uso es “la mejor disponible en el mundo”, aseguró el ejecutivo.