Día de Recordación

El Día de Recordación es un buen momento para honrar y reconocer el servicio de nuestros veteranos en general y de los latinos en particular, así como de los muchos inmigrantes que han servido en combate o enlistado en las Fuerzas Armadas nacionales .

No hay que apoyar una guerra para honrar a quienes sirven honorablemente en ella. En este Día de Recordación se cumplen 50 años del guerra de Vietnam, uno de los conflictos más controversiales en la historia de los Estados Unidos y bajo el cual – con un sistema de conscripción obligatoria- murieron más de tres mil soldados latinos de los más de 170,000 que sirvieron en ella.

Es bueno recordar que entre los veteranos latinos, muchos inmigrantes también han dado su vida por este país. Debido al intenso reclutamiento entre la comunidad latina durante la última década, las bajas entre soldados latinos han sido mayores proporcionalmente que las de otros grupos minoritarios.

Recordamos hoy a tantos de nuestros jóvenes que han sido muertos o heridos en combate y también los que han sufrido las secuelas sicológicas de la guerra. Sin embargo aún no hemos logrado subir consistentemente a los rangos más altos de las Fuerzas Armadas, un avance que según el General (ret) Ricardo Sánchez, ya debería de haber ocurrido.

Más de 70,000 no ciudadanos han enlistado en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y menos de la mitad de los residentes legales en el servicio se han hecho ciudadanos, poniéndolos en peligro ya que pueden ser deportados ante cualquier delito cometido post-servicio. Esa es una ley injusta que debería cambiarse.

Así que el día de Recordación no sólo recordemos a nuestros veteranos latinos que perdieron su vida, sino reanudemos nuestro compromiso por cambiar las cosas que haya que cambiar para que su servicio no sólo valga la pena sino sea adecuadamente recompensado.

Impremedia/La Opinion