Sargento Riayan A. Tejeda: un héroe del barrio

Tejeda fue el sargento del cuerpo de la Marina de los Estados Unidos que recibió la ciudadanía americana de manera póstuma.
Sargento Riayan A. Tejeda: un héroe del barrio
César lora, padre del sargento Riayan A. Tejeda, soldado que perdió la vida en el campo de batalla de Irak.
Foto: José Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Honrado póstumamente con el renombramiento de una calle y un correo postal en el corazón de Washington Heights, el barrio que lo vio crecer, el sargento Riayan A. Tejeda cumple nueve años de haber perecido en la línea del deber en Irak, y sus padres, César y Rafaela Lora están preparando un homenaje para conmemorar el décimo aniversario de su muerte el próximo año.

Tejeda fue el sargento del cuerpo de la Marina de los Estados Unidos que recibió la ciudadanía americana de manera póstuma, y murió en el campo de batalla en operaciones en el noroeste de Bagdad, el 11 de abril de 2003, a la edad de 26 años, convirtiéndose en el primer dominicano que pereció en la guerra de Irak.

Tejeda fue el hombre más destacado de su regimiento y había recibido la Estrella de Plata por su valentía en la línea de fuego.

-César Lora, ya han pasado nueve años desde la muerte de Tejeda en Irak, ¿cómo ustedes lo recuerdan?

-Aunque ya ha pasado casi una década, mi esposa todavía lo llora. Lo recordamos como un gran hijo, un gran amigo, un gran hermano, un buen padre y como un ser muy especial.

-La comunidad recuerda que en 2009 el Servicio Postal de EE.UU. planeaba cerrar el correo que lleva el nombre de su hijo por problemas financieros, ¿cómo lograron preservarlo?

-Nosotros encontramos ofensivo que lo cerraran y la comunidad se movilizó en nuestro apoyo. Gracias al concejal Ydanis Rodríguez y a líderes como Adriano Espaillat y Charles Rangel se logró que no lo cerraran.

-¿Cómo el vecindario ha recibido estos honores que le han rendido Tejeda?

-La comunidad lo considera un héroe del vecindario y está muy agradecida por su sacrificio en bien de la nación. Nosotros, desde su muerte, tenemos un altar frente al edificio donde residimos en la calle 180, para preservar su memoria, y la comunidad no ha querido que lo remuevan de ahí.

-¿Cómo planean conmemorar el décimo aniversario de la muerte de su hijo?

-Estamos en conversaciones con los líderes de la comunidad para realizar un homenaje en honor a Riayan, el cual pensamos trasladar a Santiago, en la República Dominicana, donde él nació. Vamos a hablar con las autoridades de allá para que nos permitan hacer un homenaje en el Monumento a los Héroes de la Restauración de Santiago. Además, el exsíndico José Enrique Suez, nos cedió un poco de terreno en la entrada del barrio donde Riayan nació, la Cruz de Marilópez, y queremos levantar ahí un monumento de recordación.

-Tejeda dejó dos niñas, ¿cómo están?

-Miranda, la más pequeña, tiene 14 años, y Lorena tiene 16, ellas están bien, gracias a Dios, viven con su madre y siempre nos visitan y preguntan por su papá.