Dolores Huerta recibe Medalla de la Libertad

La Medalla de la Libertad es el máximo galardón entregado a civiles, por sus contribuciones a la seguridad e intereses de Estados Unidos, actividades culturales, públicas o privadas, significativas.

Dolores Huerta recibe Medalla de la Libertad
El presidente de EE.UU., Barack Obama, otorga la "Medalla de la Libertad" a la activista mexicoamericana Dolores Huerta.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C. – Se veía orgullosa y feliz. Con el desafío de reanimar a los latinos para que participen en la vida cívica, la activista Dolores Clara Fernández Huerta, recibió ayer, la Medalla de la Libertad en la Casa Blanca.

Vestida con un traje verde tornasolado, Huerta, de 82 años, entró al salón este de la residencia de gobierno, cerca de las 3:30 pm. En el público, nueve de sus once hijos, la observaban con emoción. Cada uno, usaba un pequeño pin en su solapa, con el rostro de su madre.

No es para menos. La Medalla de la Libertad es el máximo galardón entregado a civiles, por sus contribuciones a la seguridad e intereses de Estados Unidos, actividades culturales, públicas o privadas, significativas.

Al elogiar su trayectoria, el Presidente Barack Obama, rememoró el momento en que junto a César Chávez decidieron -en su cocina- fundar el Sindicato de Trabajadores Campesinos (UFW) en 1962.

Asimismo, recordó que Huerta mencionó que su campaña presidencial de 2008, tomó prestado el eslogan “sí se puede” del movimiento agrícola. “Me alegro que no me haya dado un castigo muy severo por eso”, bromeó.

Huerta fue galardonada junto a otras 13 personalidades, como la exsecretaria de estado Madeleine Albright, la escritora Toni Morrison y el exjuez de la Suprema Corte de Justicia, John Paul Stevens.

“Nos hacen falta recursos para movilizar a los líderes en la comunidad hispana (…) el poder está en las personas”, enfatizó.

“Faltan grupos de base, de raíces. Llevar la marcha de la calle a la vecindad. Falta también que la gente vote. Si no tomamos acción política, no va a pasar nada”, enfatizó.

Dolores Huerta: La reforma migratoria llegará

La directora ejecutiva de la Fundación Dolores Huerta, su hija Camila, confesó que con 10 hermanos y poco dinero, su infancia fue difícil, pero diferente.

“Desde pequeños fuimos a marchas, aprendiendo. Hacíamos letreros grandes…esos recuerdos tengo. Sabíamos que aunque sufrimos por la falta de recursos, había otras familias en peor situación”, recordó, al hablar de la vida junto a su madre.

En la ceremonia se encontraban diversos miembros del gabinete, incluyendo a la Secretaria del Trabajo, Hilda Solís.