Estalla crisis en partido de Hipólito

Importantes dirigentes del PRD dominicano piden la cabeza de su presidente.

Estalla crisis en partido de Hipólito
Miguel Vargas en una de sus actividades proselitistas antes de perder la precandidatura del PRD en marzo de 2011 frente a Hipólito Mejía.
Foto: EDLP

Santo Domingo – La reciente derrota del expresidente Hipólito Mejía en las urnas profundizó la división interna en el opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), organización en la que toma fuerza la postura de los dirigentes y militantes que reclaman la expulsión del presidente, el empresario Miguel Vargas Maldonado.

Mejía alcanzó 2,130,189 votos (46.95%) frente a los 2,323,463 (51.21%) del candidato del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, declarado ganador de los comicios junto a su compañera de boleta, la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández.

Tres días después de los comicios el exgobernante reconoció implícitamente su derrota, y se autoproclamó “líder de la oposición”, una posición que se pelea con su exministro de Obras Públicas, Vargas Maldonado.

Una parte importante de la dirigencia del PRD atribuye la derrota electoral a la actitud de Vargas Maldonado, quien rehusó sumarse a la campaña electoral de su partido desde el mismo momento en que el exmandatario lo derrotó en las primarias internas del 6 de marzo del año pasado.

Un grupo de dirigentes jóvenes del PRD protestaron esta semana frente al local del partido, ubicado en la avenida Winston Churchill, de esta capital. Los manifestantes exhibieron pancartas en las que plantean: “Miguel o te vas o te sacamos”.

En medio de la crisis, un grupo de 23 diputados que responden a la corriente de Vargas Maldonado, realizaron una rueda de prensa en el hotel El Embajador, para proponer al partido que, en vez de atizar la salida de su presidente, inicie “un proceso de reflexión” sobre la derrota en las pasadas votaciones del día 20.

Los legisladores, que forman parte de los 73 que tiene el PRD en la Cámara de Diputados, aseguran que reconocen la autoridad de Vargas Maldonado en el PRD “ante las amenazas que acechan y atentan contra la paz y armonía perredeísta”.

Durante la campaña, el expresidente se quejó en varias ocasiones de la falta de apoyo de Vargas Maldonado de quien llegó a decir que “la historia lo juzgará”. La crisis entre ambos dirigentes incluyó una denuncia de varios diputados que acusaron a Guido Gómez Mazara, del entorno de Mejía, de tramar contra la vida del presidente del PRD. Los legisladores, encabezados por Víctor Gómez Casanova, presentaron incluso una conversación telefónica –grabada en forma ilegal- en la que el dirigente político habla de la posibilidad de “pegarle un tiro” a Vargas Maldonado.

Los diputados llevaron la grabación hasta la Procuraduría General que ordenó una investigación, que sigue abierta, sobre una posible trama criminal.

Mientras, Leonardo Faña, presidente del Frente Agropecuario del PRD, pidió a Vargas Maldonado que proceda a renunciar. El dirigente político anunció el inicio de un proceso de recolección de firmas de miembros del partido que apoyen la renuncia de Vargas Maldonado.

“Ahora la política hay que hacerla con inteligencia, porque tenemos un gobierno corrupto y nefasto que procura comprar los votos para quedarse en el poder de cualquier manera”, sostuvo Faña.