EEUU respalda lucha contra drogas en RD

Apoyará a las autoridades dominicanas en el combate contra el narcotráfico.

EEUU se comprometió a seguir apoyando a la República Dominicana en su lucha contra el narcotráfico.
EEUU se comprometió a seguir apoyando a la República Dominicana en su lucha contra el narcotráfico.
Foto: Archivo / EDLP

Santo Domingo – Estados Unidos ratificó ayer su compromiso, a través de su legación diplomática en Santo Domingo, de apoyar a las autoridades dominicanas en el combate contra el narcotráfico y en la lucha contra los carteles internacionales que utilizan el territorio nacional para el trasiego de drogas.

El encargado de negocios de la embajada estadounidense, Chistopher Lambert, se refirió al tema al girar una visita de cortesía al general Rolando Rosado Mateo, jefe de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), con motivo del 24 aniversario de ese organismo, creado el 30 de mayo de 1988, mediante la Ley 50-88.

“Estamos agradecidos por el trabajo que usted (Rosado Mateo) ha realizado y por el liderazgo asumido en los últimos tres años, en los que hemos trabajado de manera conjunta y constante, lo que nos ha permitido lograr muy buenos resultados”, dijo Lambert.

Añadió que “Estados Unidos seguirá trabajando con la DNCD y con el gobierno dominicano en otros niveles, sobre todo en áreas como intercambio de inteligencia, entrenamiento y las operaciones e interdicción”.

En el encuentro entre Lambert y Rosado Mateo estuvieron presentes el jefe en el país de la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA), John Niedzialek, y el abogado Marino Vinicio (Vincho) Castillo, asesor del Poder Ejecutivo en materia el combate contra las drogas.

Con motivo de la celebración del 24 aniversario de la creación de la DNCD el organismo celebró una acto encabezado por el Ministro de las Fuerzas Armadas, teniente general Joaquín Virgilio Pérez Féliz, así como los y los jefes de del Ejército, de la Marina y la Policía.

Rosado Mateo aprovechó la ocasión para anunciar que pronto operará el salón con los equipos de poligrafía para someter a los agentes de la DNCD a la pruebas de mentiras, como parte del proceso de depuración del organismo.