Osiris Mosquea y Félix García: trazando huellas creativas

Osiris Mosquea y Félix García: trazando huellas creativas
Osiris Mosquea y Félix García, fundadores de Trazarte.
Foto: José Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Este mes la organización Trazarte, Huellas Creativas, encabezada por los escritores dominicanos Osiris Mosquea y Félix García, celebró su décimo aniversario con actividades artísticas y culturales. Trazarte nació el 25 de mayo del 2002 en el Alto Manhattan. Desde su primer evento demostró la visión plural y universal del arte, que con acierto definió el diverso equipo de activistas culturales y artistas que lo integraba. Luis Díaz, Miguel Tió, Leandro Domínguez, Gustavo Peña, Santiago Núñez, Francis Mateo, Ángel Reyes, Osiris Mosquea y Félix García, entre otros, fueron responsables de hacer que ese 25 de mayo de 2002 se convirtiera en una noche de canto, artes plásticas, lecturas, teatro y grandes planes para la comunidad y sus artistas.

Osiris Mosquea, ¿de dónde nació la idea de Trazarte?

-Cuando nosotros fundamos Trazarte, estábamos en desacuerdo con el tipo de tertulias que se realizaban en el Alto Manhattan, que consistían en un grupo de escritores que se reunían sólo a leerse unos con otros. Nosotros creíamos que en las tertulias debían incluir diversa manifestaciones del arte, y por eso incorporamos el artista plástico invitado, el escritor ausente (vivo o muerto) y la música de algún lugar del mundo. Buscábamos hacer una tertulia con un criterio universal.

En estos diez años, ¿cuáles han sido los logros de Trazarte?

-Hemos logrado mantener la proyección del arte con criterio universal, plural y abierto; la puesta en circulación de libros; creación de textos dramáticos colectivos; acuerdos institucionales con el Museo Metropolitano de Nueva York y con el Museo del Barrio para programas de verano para niños; y fortalecer el intercambio cultural y artístico con otras comunidades de inmigrantes.

¿Qué proyectos futuros tienen?

-Acabamos de publicar nuestra primera revista, llamada Trazos, organizamos junto con Culturarte el Primer Simposio de Escritoras Dominicanas en los Estados Unidos, y tenemos pensado editar una antología de escritores francomacorisanos residentes en los Estados Unidos.

Ustedes comenzaron realizando eventos semanales, luego mensuales y últimamente cada varios meses. ¿A qué se debe?

-A la falta de un local cómodo para el tipo de eventos que realizamos. Nosotros lo hacíamos en un salón de conferencia del Hospital Presbiteriano, y luego en el Comisionado Dominicano de Cultura.