Correa pide ‘revolcón’ en la OEA

Correa pide ‘revolcón’ en la OEA
El presidente de Ecuador, Rafael Correa (i), es recibido por su homólogo de Bolivia, Evo Morales (d), en el marco de la 42 asamblea de la OEA, en Cochabamba.
Foto: Martín Alipaz / efe

Cochabamba/EFE – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, criticó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a los medios de comunicación “manipuladores”, a las oenegés de los países desarrollados y a quienes “satanizan” a los Estados y la política pública.

En un discurso ante la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la ciudad boliviana de Cochabamba, Correa dijo que instituciones como ese organismo regional y la CIDH deben “revolucionarse o desaparecer”, para adecuarse a los cambios políticos en la región.

Según el mandatario, los “procesos revolucionarios de Latinoamérica” están “cambiando la relación de poderes en función de las mayorías” para acabar con Estados que calificó de burgueses, aparentes e incluso “de plastilina”.

El discurso de Correa fue anunciado como “sorpresa” por el canciller boliviano, David Choquehuenca, aunque el mandatario anfitrión, Evo Morales, lo invitó públicamente la semana pasada, para que expusiera en la cita de ministros sus quejas sobre el sistema interamericano de derechos humanos.

El gobernante ecuatoriano dijo que la OEA no está al nivel de los nuevos tiempos, que le falta un espacio de toma de decisiones a nivel presidencial y que su burocracia funciona a veces al margen de la realidad continental.

Acusó a la OEA de ineficacia ante situaciones “coloniales” como la de las islas Malvinas, que Argentina reclama al Reino Unido, o el embargo de Estados Unidos a Cuba.

Según Correa, el líder cubano Fidel Castro tuvo razón cuando llamó a la OEA “ministerio de colonias” de Estados Unidos, pero aclaró que no critica al actual secretario, el chileno José Miguel Insulza, sentado a su lado, cuya labor apreció.