Madre exige que se haga justicia

Su hijo perece en balacera de Brooklyn tras recibir disparo en el cuello
Madre exige que se haga justicia
Kelvis Cueto.
Foto: Cortesía

Nueva York.- “Ahora siento que estoy muerta en vida. El era uno de seis hijos, es terrible me siento morir porque me mataron a mi niño”, expresó ayer Griselda Encarnación, madre del joven Kelvis Cueto quien falleció el pasado sábado en una balacera en Brooklyn.

Cueto, de 17 años, recibió varios disparos en el cuello y torso el sábado pasado alrededor de las 10:45 p.m en la calle Aberdeen, cerca a la avenida Bushwick, según el informe de la policía.

Una fuente cercana a la investigación indicó que el joven tenía heroína y 23 bolsas de crack en el recto, por lo que se sospecha que el incidente ocurrió durante una transacción de droga. Además, que el joven había sido arrestado tres veces.

“Esa droga se la pusieron a él. El no llevaba drogas”, manifestó Adriana Vargas, prima de la víctima. “El era un buen muchacho, se graduó antes de tiempo, eso quiere decir que era un buen estudiante y es un ejemplo para otros muchachos que a su edad no tienen un diploma de escuela secundaria”, agregó la joven dominicana.

La mamá de Kelvis Cueto se había comunicado la fatídica noche misma de la muerte de su hijo.

“Me llamó a las nueve y le pedí que viniera a casa. Después llamó mi hermana y me dijo que lo tenían preso. Me quedé esperando la llamada de la policía para que me avisen dónde se lo habían llevado porque es menor de edad. Ya bastante tarde como en la madrugada llegaron dos detectives y me dijeron que había sido muerto en una balacera”, acotó la madre quien exige que se haga justicia y se encuentre a los culpables de la muerte de su hijo.

En el mismo incidente, un hombre de 20 años, quien no ha sido identificado, recibió un disparo en el hombro y se encuentra en condición crítica en el hospital Brookdale, dijo la Policía.

Una cámara de vigilancia del área grabó el momento cuando cuatro jóvenes que caminaban por la avenida Bushwick y luego se dirigen a la calle Aberdeen. Momentos después sólo tres individuos regresan corriendo y uno de ellos es herido de bala.

Las autoridades continúan investigando el caso y al cierre de esta edición no habían realizado ningún arresto.