No queda impune asesinato de Cheyenne “Canela” Báez

Boris Brown podría enfrentar cadena perpetua luego de que un jurado le hallara culpable hoy de la muerte de la adolescente

Tras un año y ocho meses de espera, hoy la familia de la adolescente Cheyenne “Canela” Báez sintió que se hizo justicia luego de un jurado hallara culpable a Boris Brown, de 22 años, por el asesinato de la menor.

Báez tenía 17 años cuando fue blanco de una bala disparada por Brown contra un grupo de gente en East Harlem. La joven no tenía ningún vínculo con su asesino. De hecho, durante el proceso judicial, el hoy convicto confesó que no tenía intención alguna de matar a la jovencita. Sin embargo, su abogado dijo que esta declaración fue obtenida de manera impropia, porque el acusado fue “coaccionado”.

El próximo 25 de junio, Brown será condenado y enfrenta una penalidad mínima de 25 años de prisión hasta cadena perpetua.

De otra parte, el coacusado en este caso, Devon Coughman, de 24 años, alegó que no sabía que Brown tenía un arma y fue absuelto del cargo de asesinato, pero hallado culpable por posesión ilegal de armas. Enfrentaría una condena de 15 años tras las rejas.