Centenares de seguidores despiden a Robin Gibb

Centenares de seguidores  despiden a Robin Gibb
El ataúd con Robin Gibb llega a la iglesia de St Mary, para el servicio fúnebre..
Foto: efe

Londres/EFE – Cientos de fans de los Bee Gees llenaron las calles de la ciudad inglesa de Thame, en el condado de Oxfordshire, por el funeral de Robin Gibb, fallecido a los 62 años el pasado 20 de mayo tras una larga lucha contra el cáncer.

Entre las leyendas de la música pop, que vendió con el grupo más de 110 millones de copias, el músico padecía cáncer de colon y el pasado abril estuvo hospitalizado en una clínica privada de Londres en estado de coma por una neumonía.

Su ataúd recorrió en una carroza blanca con rosas rojas en la parte superior tirada por caballos toda la ciudad, desde donde se encuentra la casa de Gibb hasta la iglesia de St Mary.

Además de los familiares y amigos del músico, acompañaron al cortejo fúnebre Ollie y Missy, los dos perros lobo irlandeses de Robin Gibb.

A la entrada del templo se colocaron dos velas y las butacas de madera se decoraron con flores rojas y blancas con la imagen de los tres componentes de los Bee Gees -Robin, Maurice y Barry- en la parte trasera de los asientos.

Durante la celebración del servicio religioso sonaron temas del exitoso grupo como ‘I Started A Joke’ o ‘Don’t Cry Alone’. Barry, el único componente de la formación todavía con vida, estuvo en el funeral, junto con su hijo Stevie, y los hijos de Robin, RJ y Spencer.