Investigarán una posible filtración

El fiscal general, Eric Holder, asigna a dos fiscales para liderar pesquisa
Sigue a El Diario NY en Facebook
Investigarán una posible filtración
John McCain ha acusado al Gobierno de Obama de hablar ahora sobre la divulgación de datos para favorecer la imagen del mandatario.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (EFE).- El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, anunció ayer la designación de dos fiscales para liderar sendas investigaciones sobre la posible filtración a la prensa de datos secretos sobre seguridad.

Holder dijo en un comunicado que ha designado a los fiscales Ronald C. Machen Jr. y Rod J. Rosenstein para que lideren las investigaciones criminales sobre recientes casos de una posible divulgación no autorizada de información secreta.

“La divulgación no autorizada de datos clasificados puede comprometer la seguridad de este país y de todos los estadounidenses y no será tolerada”, enfatizó Holder.

“El Departamento de Justicia toma en serio los casos en los que empleados y contratistas del Gobierno, a los que se les confía información clasificada, son sospechosos de divulgarla deliberadamente a quienes no deben tenerla, y lo haremos también en estos casos”, prometió.

Holder calificó a los dos fiscales como “altamente respetados y experimentados” y su tarea será dirigir investigaciones separadas que en la actualidad realiza la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

“Confío plenamente en sus capacidades para perseguir con tenacidad los hechos y las pruebas” hasta sus últimas consecuencias, señaló Holder.

Ambos fiscales “tienen plena autorización para procesar cualquier violación criminal que se descubra como parte de sus investigaciones, y asuntos relacionados con esas violaciones”, explicó el titular del Departamento de Justicia.

Los dos funcionarios también podrán realizar consultas con miembros de la comunidad de inteligencia y con los poderes Ejecutivo y Legislativo, agregó.

Holder dijo que ha notificado al Congreso de estas investigaciones y entregará más detalles al respecto a los comités Judicial y de Inteligencia.

Horas antes, durante una rueda de prensa para tratar temas económicos, el presidente de EEUU, Barack Obama, rechazó que la Casa Blanca haya filtrado deliberadamente información secreta con fines políticos, como alegan varios republicanos.

“La idea de que mi Casa Blanca haya revelado deliberadamente información de seguridad nacional clasificada es ofensiva. Es errónea”, dijo Obama, en respuesta a críticas que surgieron después de que el diario New York Times revelara una serie de ataques cibernéticos de EEUU contra el programa nuclear de Irán.

Obama dijo que su Gobierno tiene “cero tolerancia” con este tipo de filtraciones y tiene mecanismos para castigar a los responsables de esas divulgaciones no autorizadas.

El senador republicano de Arizona y excandidato presidencial en 2008, John McCain, ha acusado al Gobierno de Obama de hacer esas revelaciones a cinco meses de las elecciones generales para favorecer la imagen del mandatario.

Miembros de los comités de Inteligencia de ambas cámaras del Congreso se reunieron esta semana para evaluar los posibles daños que estas filtraciones puedan haber causado a la seguridad nacional y buscan mecanismos para evitar más revelaciones.