Niño muere atropellado por ambulancia

Una pareja mexicana de Coney Island sufría conmocionada ayer la muerte de su pequeño hijo de tres años, quien falleció luego de ser atropellado por una ambulancia en la esquina de la calle West 15 y la avenida Neptune.

Guía de Regalos

Niño muere atropellado por ambulancia
En el lugar del accidente, los afectados padres colocaron flores ayer en recuerdo del pequeño Kevin Rodríguez, según relataron los vecinos del área.
Foto: ZAIRA CORTES / EDLP

NUEVA YORK – Una pareja mexicana de Coney Island sufría conmocionada ayer la muerte de su pequeño hijo de tres años, quien falleció luego de ser atropellado por una ambulancia en la esquina de la calle West 15 y la avenida Neptune.

El niño de tres años, Kevin Rodríguez, se encontraba afuera de una lavandería con su padre, Octavio Rodríguez, de 24 años y originario del estado mexicano de Puebla.

Según la policía, eran cerca de las 7:30 p.m. del viernes cuando el pequeño se separó de su padre y corrió sobre la calle West 115. El menor fue impactado por una ambulancia que era conducida por una mujer blanca de 49 años.

El afectado padre indicó que tenía a su pequeño tomado de la mano, cuando de repente se soltó y corrió hacia el extremo de la calle.

“Todo sucedió muy rápido”, se limitó a decir con voz quebrada durante una breve entrevista telefónica.

La joven madre de la víctima, Felicia Marcos, se encontraba en la lavandería con su bebé en el momento del accidente. Al ver la conmoción, la mujer salió del lugar desesperada por averiguar si su hijo seguía con vida.

La uniformada indicó que la conductora no logró ver al pequeño por lo que no pudo detenerse a tiempo. No se le radicaron cargos a la mujer y la investigación continúa, según informaron las autoridades.

El niño fue trasladado al Hospital Coney Island, donde fue declarado muerto.

“El padre se agarraba la cabeza y lloraba de dolor al ver a su nene inconsciente y lleno de sangre”, dijo un testigo residente del área por 20 años. “Ellos tenían poco de haberse mudado a su departamento en la calle West 116, pero a todos los vecinos nos da mucha tristeza lo que pasó”.

La mañana de ayer, la familia vestida de luto, depositó flores y veladoras en la esquina del accidente, según comentaron los vecinos.

“La madre estuvo aquí y dejó un ramo de rosas”, indicó Gloria Vázquez, de 34 años y residente del lugar. “Estaba inconsolable, toda la familia se veía destrozada”, indicó.

Amigos cercanos dijeron que la familia vivía en las inmediaciones de la Avenida U, pero decidieron mudarse al vecindario ya que el padre trabaja desde hace cinco años en la tienda Old Time Baguels, ubicada a una cuadra del accidente.

“Octavio estaba contento porque el vecindario era bueno para ver crecer a sus niños”, dijo una amiga cercana. “Aún no puedo creer que a tres meses de haberse cambiado de casa ocurrió esta tragedia”, agregó.

Alberto Álvarez, compañero de trabajo y amigo de la familia, indicó que es probable que el cuerpo del pequeño sea entregado a los padres el lunes. Se espera que el funeral se realice la próxima semana.

El Consulado de México en Nueva York informó que mantiene comunicación con los padres, quienes estarán en la sede diplomática mañana lunes. Las autoridades mexicanas ofrecieron cubrir los gastos funerarios y la posible repatriación del cuerpo del menor.