Velan restos de joven atropellado por la novia

Los restos de Hernández permanecerán en la funeraria La Paz hasta hoy a las 9:00 de la noche y será enterrado en el cementerio Maple Grove en Nueva Jersey.
Velan restos de joven atropellado por la novia
Una familiar de Franklyn Hernández aparece ante los restos del joven que murió atropellado por su novia, quien ha sido acusada de homicidio culposo.
Foto: JOSÉ A. RIVERA / EDLP

Nueva York – El llanto y la desolación marcaron el primer día del velorio del joven hispano que murió atropellado por su novia en El Bronx.

“¿Por qué Dios mío, por qué?”, gritaba entre sollozos una tía de Franklyn Hernández, mientras permanecía arrodillada frente al ataúd blanco donde se encontraba la joven víctima.

Hernández, de 17 años, parecía dormido. Vestía una camisa a cuadros, una gorra y tenía un escapulario enlazado en las manos.

Hernández murió atropellado por su novia, Jasmine Díaz, de 25 años, poco después de una discusión por un teléfono celular, alrededor de las 2:00 a.m.

Familiares y amistades, en su mayoría vestían una camisa blanca con la foto del joven y se lamentaban la pérdida de su ser querido.

“Estamos destrozados”, dijo Amy Rivera, amiga de Hernández. “Apenas me enteré de lo sucedido viajé desde Pensilvania. El era como familiar para todos, siempre estaba dispuesto a ayudar a cualquier persona”, agregó.

Uno a uno fueron pasando los familiares, quienes lo abrazaban y le acariciaban el rostro y manos.

Los restos de Hernández permanecerán en la funeraria La Paz hasta hoy a las 9:00 de la noche y será enterrado en el cementerio Maple Grove en Nueva Jersey.

Los familiares se tomarán un tiempo para hacer presencia en la corte criminal de El Bronx -el martes- cuando Díaz tendrá que presentarse ante un juez para enfrentar los cargos de homicidio y un cargo por abandonar la escena del accidente.

La familia de la víctima dijo ayer que no permitirá que ningún familiar de Díaz acuda a darle el último adiós a Hernández.

“No se lo vamos a permitir”, dijo Esther Valentín, tía del joven. “Sabemos que la mamá y hermanas lo querían mucho, pero no estaría bien que vinieran”, aseveró.