Blatter llama a la unidad

Montevideo/EFE – El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pidió ayer unidad entre los diferentes sectores que componen el mundo del fútbol para ‘parar el fraude en ese deporte, en alusión a los supuestos amaños de partidos en la Liga italiana, lo que tildó de “muy grave” y “delicado”.

Durante una rueda de prensa en Montevideo, donde ayer terminó una visita oficial de dos días, Blatter sostuvo que casos como ese son “un peligro para el fútbol” y ponen en riesgo la “transparencia” del juego.

“Es muy grave, fue un tema que hemos discutido en el congreso” último del organismo, celebrado en mayo pasado, cuando se anunció la firma de un convenio “histórico” entre la FIFA y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para luchar contra la corrupción en el fútbol durante diez años.

Al comentar ese acuerdo solicitó “la ayuda de los órganos jurisdiccionales de cada de uno de los países para luchar contra esta situación”

“Es un tema que preocupa” y que la FIFA vigila con las 209 asociaciones y las ligas nacionales, las confederaciones continentales, los clubes y especialmente los jugadores, puntualizó.

Blatter demandó también apoyo a “los medios de difusión” para que “insistan también en la legalidad de las competiciones”.

“El fútbol es una víctima de la sociedad”, advirtió Blatter, antes de recordar que durante su gestión se cambiaron los estatutos de la FIFA para que se pudiera celebrar un Mundial en África, el de Sudáfrica 2010. Antes no era obligatoria la rotación de continentes.

A consulta expresa, Blatter prefirió no referirse a la polémica suscitada el año pasado en torno al delantero uruguayo del Liverpool Luis Súarez, que fue sancionado y duramente criticado por la opinión pública británica por proferir insultos racistas contra el defensa francés del Manchester United Patrice Evra. Poco después del incidente, Blatter tuvo que pedir perdón en una entrevista con la cadena inglesa BBC por unas declaraciones en las que restaba importancia al racismo en el fútbol.