Soda, un criminal silencioso

Me parece una excelente idea del alcalde Michael Bloomberg, de limitar la venta de bebidas azucaradas de gran tamaño. Si el Alcalde quiere ayudar a la comunidad debe de acabar con la venta de bebidas azucaradas de más de 16 onzas. Es difícil por que los fabricantes de sodas tienen un negocio muy lucrativo y no les importa la salud de los consumidores. Una solución podría ser bajarle en forma considerable la cantidad de azúcar a las sodas. También podría decretarse como ley que todas las bebidas o sodas unidas a jugos sean fabricadas solo en forma “diet”. La soda es uno de los problemas de la obesidad, pero la comida es también un problema. Si se pudiera hacer desaparecer o cerrar todos los Mc Donald’s, Wendy’s y pizzerías, y otros que producen igual comida chatarra, la comunidad empezaría a aprender a comer, las estufas o cocinas en todos los hogares comenzarían a desempolvarse para ser usadas y la gente aprenderían a cocinar saludable, entonces veríamos a disminuir la gordura y la obesidad.