Iglesia advierte ‘consecuencias desastrosas’ de crisis de poderes

San Salvador/EFE – La Iglesia católica de El Salvador advirtió ayer de las “consecuencias desastrosas” que puede generar el enfrentamiento entre los poderes Legislativo y Judicial por la declaración de inconstitucionalidad de 20 magistrados.

El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, instó a ambos órganos a poner “una fuerte dosis de humildad” para resolver el conflicto, que el Parlamento acordó el jueves llevar a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), con sede en Managua.

“Nos debatimos en una crisis institucional que puede tener consecuencias desastrosas”, recalcó Rosa Chávez en una rueda de prensa después de la misa en la catedral de la capital salvadoreña.

El prelado señaló que en este conflicto hay unos intereses “legítimos” y otros “indefendibles”, pero no mencionó a qué sectores políticos o económicos corresponden.

“Se hace necesario ahora, en ambas partes en conflicto, una fuerte dosis de humildad y de sincero sentido patriótico” para hallar una solución, apuntó.

El Parlamento acudirá a la CCJ tras no acatar los fallos mediante las cuales, el pasado día 5, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional la elección de 10 magistrados propietarios y suplentes hecha en 2006 y el 24 de abril pasado. Los magistrados electos en abril deben asumir el 1 de julio para el período 2012-2021 y los de 2006 tienen mandato hasta 2015.

La Constitución establece que cada tres años debe renovarse un tercio de la CSJ, integrada por 15 magistrados propietarios y sus suplentes, que cumplen así períodos escalonados de nueve años, pero no fija en qué legislatura debe ser la elección.