Buscan sospechosos de paliza mortal

La víctima, George Ayala, de 35 años, murió días después

Buscan sospechosos de paliza mortal
Un policía abre la puerta del refugio donde se encontraba George Ayala el 10 de junio, cuando recibió una golpiza mortal.
Foto: José A. Rivera / EDLP

Nueva York.- Al divulgar ayer un video donde se ve a cuatro individuos que propinaron una brutal paliza a un hispano en plena luz del día en Queens, las autoridades confían en identificarlos y atraparlos.

La víctima, identificada por la Policía como George Ayala, de 35 años, murió días después de la golpiza infligida el domingo 10 de junio poco antes de las 11:00 a.m., en la esquina de la calle 161 y la avenida 89 en Jamaica, según el informe de la policía.

“Escuché los gritos y salí a ver qué pasaba”, dijo Patt Brown, un guardia de seguridad del conjunto de viviendas ‘Jamaica Towers’, ubicadas frente al lugar de los hechos. “Ví como lo golpeaban, uno de ellos lo pateaba fuertemente en la cabeza. Les grité para que lo dejaran de golpear y llamé al 911. Me dijeron que alguien ya había llamado por ese incidente y que la policía estaba en camino”, agregó.

Una cámara de seguridad del área captó cuando los cuatro hombres, tres de la raza negra y un latino, caminaban por la calle 161 y uno de ellos se quedó en la esquina aparentemente discutiendo con alguien. Cuando los cómplices se percatan de eso, se regresan hacia el frente del refugio donde se encontraba Ayala.

Los agresores golpearon a Ayala por un rato y después siguieron su camino como si nada, según Brown.

“Se aglomeró mucha gente alrededor, pero nadie hizo nada por defenderlo”, dijo Brown, quien no se acercó porque estaba en el trabajo. “Hasta se veían personas del mismo refugio asomadas por las ventanas mirando lo que pasaba”, añadió el guardia de seguridad.

Al llegar el servicio de emergencia, Ayala se encontraba inconsciente y lleno de sangre tirado en el piso. El hombre, a quien algunos compañeros del refugio describieron como de origen puertorriqueño, fue trasladado al hospital Jamaica, pero murió el pasado sábado.

Desire Javier, una joven de ascendencia dominicana que reside en el refugio, manifestó que después de los hechos la mamá de Ayala había ido por la esposa y se la había llevado, pero que no sabía nada de ella o de la víctima.

El cuerpo de Ayala continúa en la morgue donde se le están haciendo más exámenes y porque no ha sido reclamado por la familia, informó la vocera del médico forense.

Con dos refugios y un centro de rehabilitación para personas que salen de la cárcel, el área se ha desvalorizado, según Santander Illidge, quien reside en el sector desde 1977.

“Cada rato viene la policía… el barrio ya no es el mismo”, indicó Illidge.