Franco pide comprensión tras toma de poder

Presidente paraguayo busca frenar malestar en la región luego de ser Lugo destituido

Franco pide comprensión tras toma de poder
Guardaespaldas del nuevo gobierno paraguayo montan guardia en la Plaza de Armas para proteger a los ministros quienes formarán parte del nuevo mandato.
Foto: AP

ASUNCION/AP – El nuevo presidente paraguayo Federico Franco, quien relevó la víspera al destituido Fernando Lugo en un rápido juicio político, objetó ayer que en su país se haya dado un golpe de estado y pidió comprensión ante el malestar de gobiernos latinoamericanos que condenaron ese proceso.

Para Franco, el gran reto inmediato será aplacar el sinsabor de gobiernos sudamericanos vecinos y del resto del continente que cuestionaron duramente el veloz juicio político y la salida de Lugo.

Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba dijeron que lo que se dio en Asunción fue un golpe de estado y que no reconocerán el gobierno de Franco, mientras que algunos analistas estiman que el nuevo gobernante estará aislado de la comunidad internacional.

“Unasur (Unión Sudamericana de Naciones) tomará su decisión y recibiremos la notificación; veremos los argumentos de la advertencia de sanción”, explicó Franco en una conferencia de prensa con medios extranjeros. “Esperamos que Unasur y Mercosur comprendan esta situación de crisis”.

“No hemos sido reconocido aún por ningún país, pero aquí el país está tranquilo”, añadió Franco, aclarando que no tenía mucho tiempo para las entrevistas porque estaba en la conformación del gabinete ministerial.

Franco, de 49 años y que fungía como vicepresidente, fue juramentado el viernes como el nuevo mandatario luego de que el Senado, en una sesión de apenas algunas horas, destituyó a Lugo por mal desempeño en sus funciones. Al nuevo gobernante le corresponderá concluir lo que resta del mandato de Lugo, quien debía entregar la presidencia en agosto del 2013.

Franco informó de inmediato la designación del diplomático José Félix Fernández, ex canciller entre 1999 y 2002, como nuevo ministro de Relaciones Exteriores, “cuya principal tarea es ir a Brasil, Argentina y Uruguay para dialogar con sus autoridades acerca de la legalidad y legitimidad de este cambio en la conducción del país”.

Paraguay integra el Mercosur con Argentina, Brasil y Uruguay. Estas cuatro naciones también forman parte de la Unasur junto a Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Los presidentes de Ecuador, Venezuela y Argentina, cada uno por su lado, anunciaron que solicitarán la expulsión de Paraguay de esos bloques.

Franco dijo que su canciller irá con un mensaje claro a Argentina, Brasil y Uruguay: “Aquí no hubo ningún quiebre democrático. La alternancia de mando a través del juicio político está establecida en la constitución nacional”.