Cita andina promueve la integración racial

Cita andina promueve la integración racial
Estos pequeños participaron en la carrera anual El Chasqui NY, ayer en Queens.
Foto: Jose A. Rivera / EDLP

Nueva York – La comunidad andina se dio cita ayer, en el parque Flushing Meadow, en una integración familiar contra el perfil y odio racial durante la sexta Carrera y Caminata El Chasqui-NY.

Las actividades comenzaron con una carrera en diferentes categorías que incluía a niños desde los cinco años hasta adultos mayores de 50, seguida por una caminata simbólica y después, el festival ‘Yo soy Andino ¿y tú?’, donde participaron grupos de bailes y se escuchó música típica de diferentes países.

“Toma mi corazón, tomen nuestros corazones y con ellos rompan el silencio”, dijo en quechua Amaruk Kayshapanta, invitado especial que viajó desde España específicamente para el evento, al saludar a los niños antes de iniciar su carrera. “Mi mensaje es de esperanza para los niños”, agregó el indígena ecuatoriano de la etnia salasaca.

“Esta actividad es para crear conciencia sobre la problemática que tiene nuestra comunidad”, dijo Walter Sinche, presidente de la organización Alianza Ecuatoriana Internacional, que ha realizado el festival desde 2007. “Unos vienen por apoyar la causa y otros por recreación familiar”, agregó Sinche.

Decenas de familias acudieron al evento que dio inicio con una ceremonia Inti Raymi, que fue presidida por el grupo Danza Prehispánica.

Uno de los participantes en la carrera fue Evaristo Rondón, de 50 años, de Tlaxcala, México.

“Esta clase de actividades son muy buenas, especialmente para la salud”, indicó el atleta que ganó el primer puesto por segundo año consecutivo y ha participado en seis diferentes maratones de la ciudad de Nueva York.

En la categoría de los niños ganó Diego Jara, de 8 años.

“Se siente muy bien el ganar… para prepararme corría mucho en un parque con mi mamá”, dijo el estudiante de cuarto grado de la PS 21 en Queens.

Aunque pocos atletas participaron al inicio de; evemtp , al pasar las horas iba llegando más gente para disfrutar del festival.

“Es muy bueno para la sociedad en general, pero se debería hacer con más frecuencia para que beneficie a la comunidad de Queens”, dijo Jaime Jara, un ecuatoriano asistente. “Debería haber más gente participando de esta clase de eventos”, añadió.