‘Dreamers’ listos para pedir visas

Muchos 'dreamers' han ganado becas universitarias o empleos que ahora podrán aprovechar gracias a la iniciativa aprobada por Obama

Nueva York.- Muchos ‘dreamers’ han ganado becas universitarias o empleos que han perdido por no tener documentos legales para estar en el país. Pero ahora, la medida de acción diferida anunciada por el presidente Barack Obama hace dos semanas les abre un mundo de oportunidades que estos jóvenes, aseguran, están listos para aprovechar.

“Me gradué en mayo en relaciones públicas, pero aspiro obtener un doctorado en leyes. Yo tuve la suerte de que una señora pagó mi matrícula universitaria y he ganado varias becas para estudiantes indocumentados –entre esas la Dream Fellowship – y por eso no tengo la presión de las deudas. Pero mi plan es postularme a la visa de trabajo tan pronto abran el proceso para así pagarme mis nuevos estudios y mantener mi hogar, porque me acabo de casar y quisiera en unos cinco años tener familia. Actualmente tengo un trabajo en una empresa editorial, pero por no tener papeles me pagan muy poco”.

“No puede haber un mejor momento. Me acabo de graduar en administración de empresas en Borough of Manhattan Community College y sólo me falta año y medio para terminar Ciencias Políticas en Hunter College. Desde hace año y medio he hecho trabajos temporales para la Ciudad y el Senado estadounidense, pero he perdido muchas ofertas de empleo por ser indocumentado. Mi sueño es llegar a ser senador del país y para ello haré mi doctorado en leyes. Trabajo de noches en un deli para pagar mis estudios, pero ahora podré buscar una oportunidad en una oficina del Gobierno. Aunque sé que esta medida es temporal, tengo la esperanza de que para mí será diferente, porque dos de mis peticiones para recibir la residencia ya han sido aceptadas y cualquier cambio en las leyes me beneficiará”.

“Si todo sale bien, voy a postularme para obtener mi visa de trabajo. Me graduaré de educadora en Hunter College en dos años, pero antes me gustaría buscar un empleo mejor pagado que el de niñera para ayudar a mis padres y pagarme mi universidad. Yo me postulé para un prestigioso programa de liderazgo para jóvenes activistas, pero no fui aceptada por falta de papeles. Por experiencias como esa, es aún muy difícil vislumbrar el futuro. Por ahora es un juego de espera para saber si el Departamento de Seguridad Nacional realmente cumplirá lo que prometió el Presidente”.

“Cuando yo comencé a estudiar psicología de lenguaje en Baruch College, mi plan era regresarme a Ecuador a enseñar inglés. Para pagarme mis estudios tenía hasta dos trabajos, pero este año el dinero que recibí de la beca Dream Fellowship ha sido de mucha ayuda. Ahora todo cambió, porque tengo la posibilidad de tener un permiso de trabajo y hacer mi vida en el país donde crecí. Quisiera poder trabajar en las comunidades, mejorando los programas de inglés como segunda lengua y lograr que mucha más gente pueda aprender el idioma. Si bien sé que esto no me dará la ciudadanía, es la primera prueba para demostrar mi potencial y cómo puedo contribuir a la sociedad y economía. Aunque exista la posibilidad de ser deportado, éste es un riesgo que quiero asumir porque he vivido aquí casi toda mi vida y mi récord es limpio. Volver a mi país sigue siendo mi alternativa, como mi sueño de viajar por el mundo siendo maestra de inglés”.