El reto de salud de los hombres latinos

Junio es el mes de la salud de los hombres. Desafortunadamente, muchos hombres latinos de la ciudad de Nueva York viven en ambientes que no son propicios para llevar una vida sana.

Desde la obesidad y la diabetes hasta los altos índices de paternidad adolescente e infecciones de transmisión sexual (incluido el VIH), los hombres latinos enfrentan grandes disparidades relacionadas a la salud. Además, son desproporcionadamente afectados por enfermedades cardíacas y cáncer, las cuales se están convirtiendo en enfermedades crónicas entre esta población; y tienen menos probabilidades que sus homólogos blancos a ver a un médico o a tener un seguro de salud. La atención sanitaria preventiva, sin embargo, es más accesible de lo que la mayoría de los hombres cree.

El embarazo adolescente sigue afectando a los latinos en una tasa cinco veces mayor a la de los no hispanos en la ciudad. Y esto no es sólo un problema que afecta a las niñas. Tradicionalmente, los programas y proveedores de servicios se han centrado en las madres cuando se trata de lidiar con embarazos de adolescentes, dejando fuera la otra mitad de la ecuación.

Es importante incluir a nuestros hombres jóvenes en las conversaciones, y en los programas, para prevenir el embarazo en adolescentes, las infecciones de transmisión sexual y el VIH/SIDA.

En 2011, la oficina del alcalde Bloomberg lanzó la “Iniciativa para el hombre joven”, un plan integral para hacer frente a las disparidades que enfrentan los jóvenes de color en varias áreas, incluyendo la mejora de su salud, alentar a los padres jóvenes a que se involucren en las vidas de sus hijos, y la educación para prevenir la paternidad prematura. Por nuestra parte, Planned Parenthood organiza clínicas semanales en los barrios de bajos recursos para ofrecer educación y asesoramiento sobre salud sexual y reproductiva a los hombres jóvenes.

Los hombres latinos también se ven particularmente afectados por el VIH/SIDA en la ciudad de Nueva York. Entre los hombres que tienen sexo con hombres en la ciudad de Nueva York, los latinos son más propensos que los blancos a tener relaciones sexuales de riesgo, y tienen menos probabilidades de obtener un diagnóstico y tratamiento oportuno cuando están infectados con el VIH.

Si bien la gran mayoría de nuestros clientes son mujeres, nuestros centros de salud están abiertos a todo el mundo, a todos los géneros y todas las orientaciones, independientemente de su capacidad de pago o de su estatus inmigratorio. Así que aprovechemos esta oportunidad para celebrar el mes de concientización sobre la salud de los hombres, instando a los niños y los hombres que son parte de nuestras vidas a mantenerse saludables, haciendo una cita con PPNYC o con un médico de atención primaria, para obtener un chequeo y hacerse las pruebas necesarias.