Alistan la mayor rueda del mundo

Nueva York/EFE – Las autoridades de Nueva York están planeando construir la mayor rueda del mundo en Staten Island, una isla localizada al sur de Manhattan, junto a la estación del ferry que utilizan cerca de dos millones de turistas cada año, publica ayer el diario local Staten Island Advance.

La Corporación de Desarrollo Económico de Nueva York mantiene “intensas negociaciones” con una compañía para levantar una rueda de más de 183 metros de altura que superaría a la icónica London Eye, de 135 metros, y a la hasta ahora mayor del mundo, la Singapur Flyer, de 165, detalla el rotativo.

La atracción estaría situada en una parcela de más de cinco hectáreas cercana a la ajetreada estación del transbordador de Staten Island, que utilizan millones de turistas para viajar gratuitamente desde Manhattan hasta esa isla, aprovechando las vistas que ofrece de la Estatua de la Libertad y de los rascacielos de Wall Street.

El viaje de veinticinco minutos que conecta esas dos islas es tan popular que se ha convertido en la tercera mayor atracción turística de Nueva York y cada día unas 70,000 personas pasan por esa terminal en Staten Island, una isla que conforma uno de los cinco barrios de la Gran Manzana.

Las autoridades querrían conseguir así que los turistas salgan de la estación de ferry atraídos por el enorme círculo, desde la que se podría observar el “skyline” neoyorquino, y revitalizasen la economía de la isla, que no suele ser visitada por los cerca de 50 millones de turistas que viajan a Nueva York cada año.

Esos planes incluirían desarrollar una segunda parcela, también de propiedad pública, e incluso construir allí un centro comercial, añade el diario, que recuerda que en agosto pasado la Corporación de Desarrollo Económico inició un proceso para rehabilitar esos dos descampados pidiendo propuestas a grupos de inversión y compañías privadas.

“Hemos recibido múltiples propuestas convincentes y mantenemos activas negociaciones con diferentes compañías mientras trabajamos para desbloquear el significativo potencial económico de estas dos importantes parcelas en la orilla norte de Staten Island”, afirmó a ese rotativo un portavoz de la institución pública.