En la campaña se habló hasta en chino

En la campaña se habló hasta en chino
Nydia Velázquez se expresó en mandarín cuando tuvo que dirigirse a los votantes en Chinatown.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK – Pese a que el ambiente electoral del distrito 7 no se manifestó elocuentemente en las calles, sí se pudo palpar en los diferentes sitios a los que acudió de forma “maratónica” la congresista Nydia Velázquez.

Vestida con una chaqueta floreada, Velázquez, no sólo se recorrió cada punto “estratégico” de los vecindarios que conforman el nuevo distrito 7, sino que habló hasta en mandarín, cuando hizo su aparición en horas de la mañana en Chinatown.

Su jornada continuó en el Lower East Side, sector de Manhattan que integra junto a Brooklyn y Queens el mencionado distrito.

La congresista que se enfrentó a la contienda más dura de su carrera política, expresó desde temprano sentirse confiada de su triunfo.

Velázquez se dio a la tarea de visitar centros de envejecientes y puestos de votación en Queens y Brooklyn, en compañía de diversos funcionarios electos que se hicieron presentes para darle su respaldo. Entre ellos se encontraba el Contralor Municipal, John Liu.

Sara García, una de las voluntarias de la campana de Velázquez destacó la fortaleza y optimismo que irradió la congresista puertorriqueña durante todo el día. “Es inagotable, si se cansa no dice nada. Es una mujer decidida”, sostuvo.

En horas de la tarde, Velázquez fue acompañada por la congresista Carolyn Maloney y el líder de la mayoría de la Asamblea estatal, Sheldon Silver, que subrayó la “sobresaliente labor” realizada en Washington durante los 20 años como representante.

Igualmente, la concejal Diana Reyna acompañó a la candidata a dos escuelas públicas del área de Queens.

Entretanto, el concejal Erik Dilan -que recibió el respaldo del jefe máximo del Partido Demócrata de Brooklyn, Vito López- considerado como el oponente más fuerte de Velázquez, se concentró en las áreas de Brooklyn y Queens.