El Lincoln MKX, todo un contemporáneo

El Lincoln MKX, todo un contemporáneo
El nuevo todoterreno de lujo Lincoln MKX impresiona tanto por su poderoso motor como por sus acabados interioes y exteriores.
Foto: fOTOS FORD

Nueva York – Al igual que otros productos actuales de Lincoln, el MKX tiene una relación mecánica a los productos de Ford. El Lincoln MKX diferencia su versión sobre todo a través de una rejilla de la firma Lincoln, un diseño de luces traseras diferentes, el contenido de las funciones adicionales y un interior más lujoso. Luce familiar porque está basado en una Ford Edge, con la que comparte una inmensa mayoría de elementos mecánicos, pero no estéticos.

El Lincoln MKX ofrece un estilo contemporáneo y un interior moderno que mueve la marca hacia adelante desde su anterior retro obsesionado con el pasado.

Su andar es realmente cómodo y a velocidades de carretera, la cabina del MKX es especialmente silenciosa. El motor es suave y proporciona una rápida aceleración, aunque la transmisión puede ser a veces reacia a reducir la marcha.

El amplio espacio interior es capaz de acomodar cómodamente a cinco adultos de cualquier talla con equipaje y todo, ya que su cajuela es muy generosa, detrás de los asientos, donde hay 32.3 pies cúbicos de espacio de carga disponible. El MKX puede remolcar hasta 3,500 libras.

Como un buen SUV de lujo está lleno de ingredientes sobresalientes, que incluye entrada y encendido sin llave, sensores traseros de estacionamiento, puerta trasera eléctrica, calefacción y ventilación para los asientos delanteros y las funciones del controlador de memoria.

El equipo estándar incluye rines de 18 pulgadas de aleación, encendido sin llave, sensores de estacionamiento trasero, regulación automática de los espejos, el sistema MyKey (permite a los propietarios de limitar la velocidad máxima del vehículo y el volumen de la radio), una puerta trasera eléctrica, doble zona de control de clima automático, tapicería de cuero, calefacción y ventilación asientos delanteros eléctricos, las funciones del controlador de memoria, un volante inclinable y telescópico, el toque y la sincronización electrónica MyLincoln, sistemas de interfaz (que incluye Bluetooth y la interfaz del iPod), y un sistema de sonido con 10 bocinas con un CD reproductor, radio por satélite, un puerto USB, un conector auxiliar de audio y un lector de tarjetas SD.

El paquete Premium, añade rines de 18 pulgadas de aleación pulidas, faros de xenón adaptativos, limpiaparabrisas automático, cámara de vista trasera, iluminación ambiental interior, un interior climatizado con ajuste eléctrico del volante, tapicería de cuero y con calefacción segunda fila de asientos.

El paquete Elite, incluye todos los anteriores, además de rines cromados de 20 pulgadas, pero destaca un techo solar panorámico “sunroof”.

El Lincoln MKX 2013 podría funcionar bien para los compradores que priorizan espacio interior y características de lujo.

En general, me impresiona el contenido de las funciones del MKX, la calidad de su marcha, y su interior silencioso y atractivo diseño. Tiene un estilo retro bien definido, y un lujo interior envidiable. Una buena compra en el segmento de los SUV de lujo.