Mascotas sin estrés

Mascotas sin estrés
Entre los tratamientos de spa que se ofrecen están el baño con productos orgánicos, secado, limpieza de oídos y corte de pelo.
Foto: archivo

Orlando – Hasta hace poco los spa eran un lujo. Sin embargo, con la proliferación de este servicio son más accesibles y ahora, incluso, son muy populares para atender a los perros. Los negocios de spa para estas mascotas son muy solicitados. Sus dueños buscan no sólo que luzcan radiantes, sino que estén relajados.

“Es una manera de demostrar a los cachorros que se les quiere y que son más que una mascota”, explica Zue Chu, empleada de un negocio de spa, donde sus clientes tienen la opción de realizar por sí mismo los servicios a sus cachorros. “Además es una buena manera de eliminarles el estrés”.

La atención que un perro recibe en el hogar, podría ser muy distinta a la que se les da en uno de estos lugares, donde son atentidos por profesionales. Las opciones en los spa no varían mucho a las que ofrecen en los spa para humanos. El precio de los paquetes se mide dependiendo del área geográfica y el tipo de servicio que solicite para su mascota.

Entre los tratamientos que se ofrecen para el llamado “mejor amigo del hombre”, incluyen lavado de dientes, baño con productos orgánicos, secado, limpieza de oídos, corte de uñas y de pelo, fragancia, un servicio que engloba lo mismo que el ‘grooming’ clásico de un veterinario, pero la diferencia es el lugar.

Si el cliente desea un servicio más especializado entonces, además de lo ya mencionado, la mascota puede recibir un facial de frutas a elegir, un tratamiento para la piel, un masaje, un baño de barro con toallas calientes, aromaterapia, tratamiento de uñas o, si desea, hasta un paw-dicure con el color de barniz a elegir.

“Los perros también se estresan y los spa, como para cualquier persona, funcionan de maravilla para ellos”, explica Chu.

Además de la atención estética que estas mascotas puedan recibir, en la mayoría de estos lugares también ofrecen, por ejemplo, caminatas, natación y ejercicios de agilidad. “Pareciera que es una atención exagerada para un perro, pero son seres vivos que tienen algunos padecimientos similares a los del hombre”, dice.

Por ejemplo, menciona que un perro puede sufrir de obesidad o depresión y en estos lugares los ayudan.

“Me gusta consentir a mi perrita. Estos animales son maravillosos y merecen tener un buen trato”, dice Adriana Velázquez, originaria de Guadalajara, México, quien lleva a Kiki, unaCairn Terrier de dos años, al spa. “En casa Kiki es una más de la familia; nos da mucha felicidad”, expresa.

El spa es un lugar de diversión para los perros porque, además de algunas actividades sólo para ellos, los tratan como a verdaderos reyes.