Condenan a cadena perpetua a líder de Barrio Azteca

Héctor Galindo, a quien se le vincula con el cártel de Juárez, fue sentenciado por distribuir drogas en la cárcel

Washington – Héctor Galindo, uno de los líderes de la pandilla Barrio Azteca, una organización trasnacional vinculada con el cártel de Juárez, ha sido condenado a cadena perpetua, informó hoy el Departamento de Justicia.

Junto con Galindo fueron condenados otros dos miembros de la banda. Ricardo Gonzáles, de 44 años, apodado “Cuate”, recibió una pena de 30 años de cárcel, mientras que Adam García, de 35, apodado “Bad Boy”, recibió otros 20 años.

Galindo, de 38 años, apodado “Silent”, que actualmente purga una sentencia de 25 años de prisión en Texas por asesinato, fue condenado de nuevo por reincidir en sus actividades delictivas desde dentro de la cárcel.

Según los documentos de la corte, Galindo mantenía contacto permanente con miembros de alto rango de Barrio Azteca en Estados Unidos y México, y estaba a cargo de las operaciones en Texas.

La justicia estadounidense acusó a Galindo de participar en la venta de drogas, como la heroína, entre los reos de la prisión y de ayudar a hacer circular dinero conseguido a través de la extorsión.

En cuanto a Gonzáles y García, ambos eran miembros de un rango inferior, cuyas responsabilidades consistían en distribuir drogas, recabar dinero de traficantes y apoyar las operaciones en las zonas de las que eran responsables, según las autoridades.

Los tres se declararon culpables de cargos vinculados con el crimen organizado en enero pasado.

La pandilla Barrio Azteca tiene sus origines a finales de 1980 y tiene presencia principalmente en el oeste de Texas, Ciudad Juárez (México) y en las prisiones estatales y federales en Estados Unidos y México.

Según documentos judiciales citados por el comunicado, los miembros y socios de esta banda delictiva han llevado a cabo en los últimos años actividades relacionadas con el tráfico de drogas, extorsión, lavado de dinero, y secuestros y asesinatos, incluidas las muertes de tres personas vinculadas al consulado estadounidense de Ciudad Juárez en 2010.