Familia ecuatoriana culpa de su separación a abogado

DENVER/EFE – La Corte de Apelaciones de Iowa autorizó a una familia ecuatoriana a demandar al abogado que, por haberles dado malos consejos, causó la separación de padres e hijos durante varios años, informó la abogada que presenta a los inmigrantes.

Según la información difundida por la letrada de la familia, Angela Campbell, el fallo de la corte permitirá que Klever Miranda y Nancy Campoverde demanden a Michael Said, que ejerce en Des Moines (Iowa), por mala práctica y haber causado “dolor y sufrimiento” a la pareja y sus familiares.

En declaraciones a los medios locales, Campbell indicó que la decisión de la corte de apelaciones fue “la primera de su clase en una corte estatal de Iowa” y anticipó que ese fallo podría ayudar “a otras personas que también se encuentran en situaciones extremas como la de los Miranda”. Esta es la segunda vez que una corte de Iowa dicta en contra de Michael Said, después de que en 2010 una corte de primera instancia ordenase al abogado a reembolsar a los Miranda los 12,500 dólares que el matrimonio le había pagado por sus servicios.

Sin embargo, ese fallo no incluía una indemnización, por lo que los Miranda apelaron la sentencia.

Este nuevo fallo permitiría que los Miranda ahora soliciten una compensación monetaria por los “daños emocionales” causados al estar separados de sus hijos y nietos, todos ellos residentes en la zona de Des Moines.

Según los documentos presentados en la corte, la familia Miranda ingresó a Estados Unidos en 1989 sin la documentación apropiada.

Mientras tanto, su hijo César se casó en EE.UU. y en 2005 inició el proceso de regularizar su situación legal, momento en el que los Miranda contrataron a Said para comenzar, por su parte, sus trámites migratorios.