La ira de ‘Giggi’ dice mucho

VARSOVIA/AP – Para saber las intenciones de Italia en la Eurocopa, sólo hay que ver la reacción de ira del guardavallas Gianluigi Buffon después del triunfo de la ‘Azzurra’ sobre Alemania en las semifinales.

Mientras sus compañeros festejaban, Buffon estaba furioso porque Italia permitió un penal en los descuentos del triunfo 2-1.

“Estaba furioso porque debimos haber evitado esos cinco últimos minutos de sufrimiento. Tenemos que madurar. El fútbol es un juego, pero cuando llegas a las semifinales de la Eurocopa, ya no es un juego”, dijo Buffon tras el partido del jueves.

Buffon fue uno de los pilares de la selección italiana que ganó el Mundial de 2006, y ahora puede sumar otro trofeo a su colección con un triunfo sobre España en la final de mañana, en su partido No. 120 con Italia.

La experiencia y talento de Buffon han sido cruciales para Italia, especialmente en los dos últimos partidos.

Ante Inglaterra en cuartos de final, atajó un intento de Glen Johnson a los cinco minutos del encuentro, y luego evitó que Ashley Cole conviertiera en la definición desde los 12 pasos.

Contra Alemania, atajó un remate de Sami Khedira un minuto antes que Mario Balotelli aumentara la ventaja italiana en el primer tiempo, y luego desvió un tiro libre de Marco Reus.

Pero, la defensa italiana se descuidó en los minutos finales, y le regaló un penal a Alemania cuando Federico Balzaretti tocó el baló con la mano.

“Si por suerte se empataba 2-2, quién sabe, pudimos haber perdido el partido en los penales”, señaló Buffon.

“Venir a Polonia y jugar las semifinales era algo impensable.Pero creímos, lo queríamos e hicimos todos sacrificios para conseguir nuestro objetivo”, escribió Buffon en su cuenta de Facebook antes del encuentro con Alemania.