Zimmerman permanecerá encerrado en la cárcel

Un juez aplazó ayer la decisión sobre si concede de nuevo la libertad bajo fianza a George Zimmerman, el vigilante voluntario acusado en Florida de homicidio en segundo grado por la muerte en febrero pasado del joven negro Trayvon Martin, que iba desarmado.
Zimmerman permanecerá encerrado en la cárcel
George Zimmerman compareció ayer en una corte de Florida para que le otorgaran una nueva fianza y quedar el libertad, pero no lo logró.
Foto: AP

Miami, FL/EFE – Un juez aplazó ayer la decisión sobre si concede de nuevo la libertad bajo fianza a George Zimmerman, el vigilante voluntario acusado en Florida de homicidio en segundo grado por la muerte en febrero pasado del joven negro Trayvon Martin, que iba desarmado.

La vista judicial de tres horas concluyó en un tribunal de Sanford (centro de Florida) sin que el juez encargado del caso, Kenneth Lester, decidiera si concede por segunda vez a Zimmerman, de 28 años, los beneficios de la libertad bajo fianza o le mantiene preso.

Zimmerman había solicitado los beneficios de la libertad bajo fianza después de que el juez Lester le revocara este mes ese derecho por no informar del dinero que había recibido en donaciones desde que su caso saltó a la luz.

El juez Lester, que escuchó varios testimonios y los argumentos orales de las dos partes, la Fiscalía y la defensa, no se pronunció sobre cuándo emitirá su fallo.

La defensa de Zimmerman había presentado un escrito en el que recordaba que su cliente, que fue detenido el pasado 11 de abril por la muerte del adolescente negro de 17 años, fue puesto en libertad bajo una fianza de 150,000 dólares nueve días después de su detención.

Sin embargo, el 12 de junio pasado se ordenó su reingreso en prisión a petición de la Fiscalía, por considerar que Zimmerman mintió a las autoridades cuando, preguntado en una audiencia, no informó del dinero que había recibido en donaciones desde que su caso saltó a la luz.

En la audiencia de ayer, el abogado de Zimmerman, Mark O’Mara, convocó a varios testigos, entre otros un contable que examinó las cuentas de la tarjeta de crédito de PayPal que el acusado utilizó “on line” para recibir los 205,000 dólares en donaciones de sus partidarios.

La Fiscalía consideró cuando le presentaron cargos que tanto él como su esposa (acusada de perjurio) mintieron cuando se les preguntó en una audiencia por el dinero que habían recaudado con el supuesto objetivo de que la fianza fuera más reducida.

Para la Fiscalía, las transferencias de dinero que Zimmerman llevó a cabo mientras estaba preso muestran que éste intentaba hacerse pasar por una persona que no tenía dinero.