Fondos para toda tu vida

Una de las claves de avanzar exitosamente en las inversiones es contar con un portafolio de inversiones diversificadas. La cuestión es encontrar la combinación adecuada. Para eso están los fondos life-cycle (de ciclo de vida) o target funds (fondos de meta), los cuales cuentan con la mezcla de inversiones que se ajusta a ciertas condiciones del mercado.

Con ellos, no tienes que dividir tu dinero en varios fondos, ni en otras opciones de inversión, pues se trata de fondos muy diversificados que son, en sí mismos, todo un portafolio: tienen bonos, acciones de capitalización grande, mediana y pequeña y valores de Estados Unidos y del extranjero. Estos fondos fueron pensados para quienes tienen un programa de jubilación 401(k) u otro parecido, pero también son populares entre aquellos que invierten por su cuenta. Si piensas comprar uno de estos fondos fuera de tu 401(k) quizás tengas que pagar impuestos.

Los fondos de meta -que ofrecen comisiones bajas-se ajustan de manera automática a medida que pasa el tiempo. Debes elegir una fecha que corresponda con el año en que planeas jubilarte, y en la medida en que esa fecha se acerca, el fondo modifica la composición de sus inversiones, ajustando su mezcla de acciones, bonos y efectivo a la edad del inversionista.

De ese modo, el fondo incluye más acciones cuánto más joven seas y más bonos y efectivo cuanto más edad tengas, de forma que se vuelva más conservador y menos volátil a medida que se aproxima el momento en que utilizarás el dinero. Cuando ese día llegue, la mayoría de las inversiones del fondo estarán en bonos y efectivo, con un pequeño porcentaje en acciones para ofrecer algún crecimiento a largo plazo. Y todo esto ocurre sin que tú tengas que ocuparte de nada.