Forlán, Seedorf y… ¿Riquelme?

Brasil tendrá temporada con varias estrellas que están en vías del retiro

BRASIL (AP).- El ariete uruguayo Diego Forlán tuvo ayer una recepción apoteósica al llegar a Porto Alegre, donde más de tres mil aficionados fueron al aeropuerto a darle la bienvenida a su nuevo club, el Internacional de Brasil. Forlán, de 33 años, se mostró emocionado ante la multitud de gente vestida con camisetas coloradas que coreaba su nombre. El artillero firmó un contrato por tres años.

“La recepción fue increíble, nunca pensé que la gente fuera a llegar al aeropuerto a recibirme, es algo nuevo para mi”, declaró Forlán hablando entre portugués y español en un hotel de Porto Alegre.

En la presentación, Forlan recibió la camiseta número siete con su nombre junto con otra camiseta antigua del club con el mismo número en homenaje a Valdomiro, un legendario ariete del Internacional considerado una de las mayores glorias del conjunto.

Forlán, elegido como el mejor jugador del Mundial de Sudáfrica, anunció que se incorporará a los entrenamientos del club la próxima semana, aunque dijo no saber cuándo estará listo para debutar.

Consultado por periodistas si espera revalidar su actuación consagradora del último Mundial, respondió que “espero que sí. Vengo de vacaciones, pero tengo que comenzar a trabajar, conocer a los jugadores. Quiero jugar bien para la hinchada, por los compañeros, y ser ese jugador que yo sé que puedo ser”, añadió.

No se dieron detalles financieros del pacto, pero la prensa local reportó que Forlán tendrá un salario mensual de unos 250 mil dólares.

Forlán será el quinto extranjero en el plantel de Internacional, que ya cuenta con los argentinos Andrés D’Alessandro, Jesús Dátolo, Pablo Guiñazú y Mario Bolatti.

El ex internacional holandés Clarence Seedorf fue presentado ayer ante miles de aficionados en el estadio Engenhao de Río de Janeiro como nuevo jugador de Botafogo.

Sin licencia. Apenas llegó a Brasil, Seedorf fue multado la madrugada por conducir sin la documentación necesaria. El holandés fue detenido en un retén policial y los agentes comprobaron que conducía con una licencia emitida en otro país por lo que le fue aplicada una multa de unos 26 dólares.

Tras arribar al escenario en helicóptero, Seedorf recibió la bienvenida de los torcedores en el centro del campo, donde se enfundó la N° 10 albinegra que le entregó el presidente del club, Mauricio Assumpcao.