Policía mata alcalde durante discusión

Un oficial mató de varios disparos en Santo Domingo al síndico del poblado Las Lagunas de Azua.
Policía mata alcalde durante discusión
El oficial, apresado y cancelado, será sometido a la justicia en las próximas horas.
Foto: Archivo

Santo Domingo.- Un oficial de la Policía Nacional mató de varios disparos en esta capital al síndico (alcalde) del poblado Las Lagunas de Azua, un poblado de la región sur del país.

La Policía informó que el segundo teniente Noe de la Cruz Acosta mató a su vecino, el alcalde Yoryis Valentín García de la Rosa, de 40 años de edad, durante la discusión que se produjo la madrugada de este domingo en el sector Alma Rosa I, de Santo Domingo Este.

Indicó que el oficial, apresado y cancelado, será sometido a la justicia en las próximas horas. De la Cruz Acosta utilizó la pistola Glock, calibre 40 milímetros, número RDS253.

La Policía también canceló en relación al caso a los sargentos Luis de los Santos Mariano y Miguel Ángel González Beltré, así como el cabo Francisco de los Santos Sigilio, debido a que se presentaron a la escena del hecho y, aunque encontraron al oficial homicida con dos armas en las manos, no procedieron a detenerlo.

Informó que los testimonios preliminares apuntan a que ambos hombres sostuvieron una riña en el parqueo del residencial Don Eduardo Galle, ubicado en la calle Costa Rica, a donde el oficial acudió a llevar a su hija de 17 años, luego de asistir a una fiesta.

De acuerdo a la versión del cancelado oficial, “todo se originó cuando el hoy occiso llegó al referido residencial y se molestó al no poder ingresar rápido al mismo ya que él estaba estacionado frente a la entrada y empezó a tocar bocinas”.

Alega que ante ese accionar, avanzó unos metros para permitirle la entrada a García de la

Rosa, quien alegadamente le vociferó que quería vaciarle el cargador de su pistola.

Narra que de inmediato se percató de que García de la Rosa se encontraba en estado de embriaguez por lo que le respondió “vecino soy yo, ¿qué pasa?, ¿no me conoce?” y hasta se ofreció para acompañarlo a su apartamento.

De acuerdo a su versión, el alcalde se desmontó del vehículo y, pistola en manos, le propinó una bofetada delante de su hija, razón por la que reaccionó y utilizó su arma de reglamento, provocándole las heridas que les ocasionaron la muerte.

Dijo que luego tomó la pistola que portaba el alcalde, marca Glock, calibre 9 milímetros, número HTP932, y se marchó del lugar con destino al destacamento policial de Los Mina.

Los oficiales investigadores colectaron cuatro casquillos en la escena del crimen. El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense.