Obama aboga por la clase media

Pide prórroga de recortes impositivos para quienes ganen menos de $250,000
Obama aboga  por  la clase media
El presidente Barack Obama recalcó ayer, en una comparecencia en la Sala Este de la Casa Blanca, que la prosperidad de los Estados Unidos depende de una "clase media fuerte", por lo que hay que mantener las ventajas fiscales para la misma.
Foto: ap

WASHINGTON, D.C.- En plena campaña electoral, el presidente Barack Obama, pidió al Congreso que extendiera por un año, los recortes tributarios de familias que ganan hasta un límite de $250,000 por año y dejara expirar los que afectan a personas que superan ese ingreso.

Cerca del mediodía de ayer, desde el Salón Este de la Casa Blanca, el mandatario especificó que Washington debe abordar este debate ahora.

“Nuestro mayor desafío no es sólo recuperar los trabajos perdidos, pero la estabilidad para la clase media”, enfatizó el mandatario

“Tenemos que reconstruir una economía, donde cada uno tenga la seguridad de que si trabaja duro, puede avanzar […] Desde que he sido Presidente he recortado los impuestos para las familias de clase media por $3,600 anuales”, dijo.

“Es tiempo que dejemos expirar los recortes tributarios de los más ricos […] No estoy proponiendo nada radical […] Al mismo tiempo no debemos subir los impuestos de las familias de clase media”, comentó.

Líderes republicanos, en la Cámara de Representantes ya anunciaron que aprobarán una legislación para extender los recortes tributarios, incluyendo los de personas que perciben un ingreso superior a los $250,000. Este tipo de beneficios de impuestos, en conjunto con los de la clase media, expirarán el 1 de junio.

En diversas negociaciones entre la Casa Blanca y el Congreso, la extensión de diversos recortes tributarios, ha sido un tema clave en las negociaciones entre demócratas y republicanos. Durante la última ocasión, en 2011, el acuerdo fue extender los impuestos de todos los segmentos.

Para ambos partidos, el debate sobre recortes tributarios puede dejar amplios dividendos políticos, dependiendo de cómo manejen el tema antes de la elección del 6 de noviembre.

Si los impuestos de la clase media no son extendidos, las familias deberán pagar $2,200 extras.