Hasta un 34 % de los adolescentes en EEUU sufre violencia de pareja

Sin embargo, en la mayoría de las escuelas, no existe personal capacitado para prevenir el problema
Sigue a El Diario NY en Facebook
Hasta un 34 % de los adolescentes en EEUU sufre violencia de pareja
La investigación “Violencia en parejas de adolescentes: una evaluación nacional de percepciones y prácticas de consejeros escolares”, fue coordinada por Jagdish Khubchandani, de Ball State University, Indiana.
Foto: Archivo

Chicago – La violencia en el noviazgo es un importante problema de salud pública en Estados Unidos, que afecta a un estimado de entre el nueve y el 34 por ciento de los adolescentes.

Sin embargo, de acuerdo con un estudio pediátrico, en la mayoría de las escuelas no existe personal capacitado para prevenirla.

La investigación “Violencia en parejas de adolescentes: una evaluación nacional de percepciones y prácticas de consejeros escolares”, fue coordinada por Jagdish Khubchandani, de Ball State University, Indiana.

El investigador asegura que el personal de las escuelas puede desempeñar un importante papel en la prevención y respuesta a esta situación en noviazgos estudiantiles.

Los estudios vinculan la violencia de pareja en adolescentes a trastornos significativos entre los jóvenes, que van desde ideas suicidas, el aumento de peso poco saludable, enfermedades de transmisión sexual y otros problemas de salud física y mental.

Se estima que aproximadamente uno de cada cuatro adolescentes sufrirá violencia en sus relaciones entre los 12 y los 21 años.

Esta investigación, que representa la primera evaluación nacional de los consejeros de las escuelas, analizó una muestra aleatoria de 550 de ellos, adscritos a escuelas secundarias y preparatorias, en la que encontró que la mayoría, el 81.3 %, no tenía un protocolo para responder a un incidente de este tipo.

El 90 % informó que en los últimos dos años no se había otorgado capacitación al personal para ayudar a las víctimas de la violencia en el noviazgo, mientras que el 83 por ciento dijo que en sus planteles no se realizaban estudios periódicos estudiantiles que incluyeran preguntas sobre las citas de los hijos y conductas de abuso.

El 76 % de los consejeros expresó que en las escuelas donde trabajaban se carecía de un comité que se reúna periódicamente para tratar temas de salud y de seguridad, incluido el abuso entre parejas de adolescentes.

No obstante, el 61 % aseguró haber ayudado a una víctima de la violencia de pareja en los últimos dos años, en la mayoría de los casos se trató de una alumna.

Las principales barreras identificadas por el personal de las escuelas para actuar en la violencia en el noviazgo eran la falta de capacitación formal y la falta de tiempo.

Los consejeros escolares coincidieron en su percepción de que la violencia en los noviazgos es un tema menor, e incluso si quieren ayudar a los padres, éstos podrían no aprobar la interferencia de la escuela.

El método más común de responder a una víctima fue llamar a los padres y tutores o a las autoridades legales.

Sólo un poco más de uno de cada 10 consejeros optó por referir al adolescente afectado en este tipo de relaciones a las agencias de protección de la infancia y enfermeras de la escuela para asistencia jurídica o médica.

Los autores del estudio confirmaron que el personal de una escuela que ha recibido capacitación formal, percibe la violencia en el noviazgo como un problema grave, y es significativamente más propenso a asistir a las víctimas de ella.

Sin embargo, los resultados indican que las escuelas no encuentran el tema de la violencia entre parejas adolescentes como de alta prioridad para que sea abordado entre sus estudiantes.