Linares: no me preocupan mis oponentes

Linares: no me preocupan mis oponentes
Guillermo Linares: 'Soy una opción'.
Foto: HUMBERTO ARELLANO / EDLP

NUEVA YORK – Como algo “saludable” para el electorado, Guillermo Linares calificó el hecho de tener que enfrentarse -en las primarias de septiembre- contra su compatriota Adriano Espaillat, en busca de la silla senatorial por el Distrito 31.

“Todo es parte del proceso democrático”, dijo Linares, asambleísta de origen dominicano que busca la nominación demócrata para el Senado estatal, que actualmente está en manos de Espaillat.

Linares, oriundo de Cabrera, y que se convirtió en 1991 en el primer dominicano en ser elegido al Concejo Municipal, apuntó que no buscaba restarle nada a nadie. “Sólo estoy presentando mis credenciales. Soy una opción para la comunidad”, dijo.

Aclaró que, como el Distrito 31 está integrado de muy alta diversidad étnica, él está enfocando su campaña en presentarle a los electores -tanto antiguos como a los recién llegados- su “vasta experiencia y calificaciones, para que puedan ver en mí a una persona que va a luchar por ellos y sus intereses, en momentos en que se vive una crisis económica”.

“Estoy conciente que uno no tiene que mostrar liderazgo exclusivamente a su propio grupo étnico, uno tiene que demostrarle también a las otras comunidades, que puede representarlos por igual”, subrayó.

Linares, que en las primarias congresionales dio su respaldo al veterano legislador Charles Rangel, quien ahora lo está apoyando, dijo sentirse “orgulloso”, de haber trabajado con él (Rangel) desde antes de ser elegido en el 91.