Tenso el ambiente

Tenso el  ambiente
El mexicano Julio César Chávez Jr. (izq.) y el argentino Sergio Martínez, en su gira promocional para el combate del mes de septiembre.
Foto: ap

NUEVA YORK – Los ánimos se caldearon ayer durante la conferencia de prensa para promocionar en la ‘Gran Manzana’ el combate entre el campeón del peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo, Julio César Chávez Jr. (46-0-1, 32 KOs) y Sergio Martínez (49-2-2, 28 KOs), anterior poseedor de ese cetro.

Y fueron los managers los principales protagonistas del show, casi al final de la tercera etapa de la gira promocional del combate titular fijado para el 15 de septiembre, en el Thomas & Mack Center, de la Universidad de Nevada, en Las Vegas.

Cuando Fernando Beltrán, representante de Chávez Jr., hizo uso del micrófono para presentar al campeón invicto de 26 años, dijo que hace unos meses en una estación radial había escuchado que “Sergio Martínez es un payaso. Hoy lo he confirmado”, manifestó en inglés.

“Eres un cab… payaso”, continuó Beltrán en español, provocando la furia de Sampson Lewkowicz, promotor de Martínez, quien abandonó su asiento para enfrentar a su contraparte, pero fue detenido por su propio boxeador.

Previamente, Julio César Chávez padre dijo que no le gustaba Martínez porque “se me hace un peleador apestoso, un peleador correlón”.

Y no quedó allí: el gran campeón mexicano, que el el año pasado fue exaltado al Salón de la Fama del Boxeo internacional, en Canastota, N.Y., dijo que el 15 de septiembre Martínez “va a tener que tragarse toda la m….. que ha hablado”.

En su turno, Chávez Carrasco dijo sentirse contento porque se ha concretado este combate. “Quiero demostrarle a Sergio y al mundo que soy el mejor campeón del peso mediano del mundo”, expresó el monarca mexicano.

Paso seguido, el Junior también contribuyó con algo de picante.

“Yo creo que Martínez ha estado bailando para entrenar para la pelea. Es la única forma que puede ganarme”, dijo Chávez Carrasco en referencia a la participación del púgil argentino en la competencia “Bailando por un Sueño”.

Y lanzó otro dardo: “Creo que (Martínez) ya encontró su verdadera profesión como bailarín”.

Martínez no se quedó callado. “Con eso me alcanza y sobra”, respondió.

Martínez tendrá la oportunidad de recuperar el fajín al que renunció, según ha dicho en múltiples ocasiones, para evitar una demanda contra el CMB, presidido por José Sulaimán, por parte de Sebastian Zbik, quien recibió en bandeja de plata el fajín, pero perdió cuando se enfrentó con Chávez Jr. el 4 de junio del 2011 en Los Angeles.

Desde entonces, Martínez ha venido reclamando el derecho a pelear con el nativo de Culiacán, Sinaloa, quien ha defendido tres veces el cetro.

Martínez agradeció a Chávez Jr. y su equipo “por fin haberme dado este combate y dejar de escapar como gallinas. Era hora que las gallinas salgan del gallinero”, dijo.

“El 15 de septiembre le voy a pegar hasta en el carnet de identidad y le voy a dar la paliza de su vida a Chávez Jr.”, dijo. “Este Junior no tiene con que ganarme. Les pido que le tomen una foto a Junior para lo recuerden porque después que le dé una paliza ni su padre lo va a reconocer”, recomendó el púgil argentino, para luego indicar que este combate lo dedicará a las mujeres que sufren la violencia doméstica y a los niños que son amedrentados, situación más conocida como ‘bullying’.