Arrestan a Kid por manejar ebrio

Mientras tanto, los Knicks contratan a Felton en caso de perder a Lin con Houston

Arrestan a Kid por manejar ebrio
Los días de Jeremy Lin con los Knicks parecen estar contados.
Foto: ap

NUEVA YORK/servicios noticiosos – El veterano base Jason Kidd, que esta semana firmó con los Knicks de Nueva York como agente libre, fue detenido la pasada madrugada por la policía en el área residencial de Southampton Village al protagonizar un accidente mientras conducía en estado de embriaguez.

De acuerdo al informe policial de Southampton Village (Nueva York), Kidd, de 39 años, fue acusado de un cargo menor por conducir bajo los efectos del alcohol.

Según un portavoz oficial de la policía local, Kidd sufrió lesiones menores y fue trasladado al Southampton Hospital, de donde fue dado de alta y trasladado a la jefatura de policía para ser procesado, y donde permaneció hasta ayer por la mañana que fue puesto en libertad, bajo su propia responsabilidad.

La información oficial de la policía no indica si a Kidd le hicieron la prueba de la alcoholemia mediante el sistema del aliento.

Kidd, diez veces seleccionado para el Partido de las Estrellas, tendrá que presentarse ante un juez, sin que hasta el momento se conozca la fecha y, de ser encontrado culpable del cargo de conducir en estado de embriaguez, podría ser sentenciado a un año de cárcel.

El veterano jugador, antes de llegar a los Mavericks, con quienes ganó el título de campeones de liga en la temporada del 2010-11, había residido antes en Nueva York después que jugó con los Nets de Nueva Jersey, ahora convertidos en los Nets de Brooklyn, a los que llevó dos veces a las finales de la NBA.

Kidd mantuvo su residencia en Nueva York, donde sus hijos han continuado viviendo.

El nuevo jugador de los Knicks no ha sido ajeno a los problemas con la ley después que en el 2001, mientras pertenecía a los Suns de Phoenix, fue arrestado y acusado de violencia doméstica, para luego admitir que había golpeado a su exesposa.

Kidd, que ha ganado dos medallas de oro con el equipo olímpico de Estados Unidos, es segundo en la lista de todos los tiempos de bases robadas (2.559), solo superado por el legendario John Stockton (3.265).

Ayer los Knicks no habían confirmado ni negado si se quedan con el base Jeremy Lin.

Pero el ambiente reinante en los predios del Madison Square Garden, sede del equipo, es que en cualquier momento se daría la noticia oficial el respecto. El panorama en la plantilla de los Knicks de Nueva York ha dado un cambio importante tras conseguir al base Raymond Felton, quedarse sin el escolta Landry Fields y ser una incógnita si van a poder competir por Lin con los Rockets de Houston, según los cables noticiosos.

Carmelo Anthony se refirió ayer al contrato que le ofrecieron los Rockets a Lin, al declarar que es dificultoso para los Knicks igualar ese ‘ridículo’ trato.

Sin embargo, el canastero dijo que sólo eso los concierne a las organización, por lo él quiere estar al margen del asunto. Carmelo agregó que le gustaría que se quedara, pero también declaró que es razonable que Lin decida lo es mejor para para él.

Los Knicks sorprendieron con el acuerdo vía firma y traspaso del Felton, además del pívot Kurt Thomas, de los Trail Blazers de Portland, por el también número cinco Dan Gadduric y el alero Jared Jeffries.

La llegada de Felton, de 28 años, a los Knicks supone que el equipo neoyorquino puede haber considerado no quedarse con la oferta firmada por Lin con los Rockets, que le dan un contrato por tres temporadas y algo más de 25 millones de dólares.

Según la oferta recibida por los Knicks, los Rockets le ofrecen a Lin un salario de cinco millones de dólares la primera temporada, 5,25 en la segunda y 14,8 en la tercera, cifra que es la que complica al equipo neoyorquino que puedan aceptarla sin que tengan que pagar el impuesto de lujo.

Los Knicks tampoco aceptaron la oferta que los Raptors le hicieron de 20 millones de dólares y tres años a Fields, que ya es nuevo jugador del equipo canadiense. Las primeras informaciones hablaban de una oferta de los Rockets a Lin por cuatro temporadas y 28 millones de dólares, con salarios de más de nueve millones de dólares en las dos últimas, que ya podían complicar a los Knicks la figura del tope salarial, pero habían declarado que estaban dispuestos a aceptarla.

Si los Knicks se quedan con el base de origen taiwanés para la temporada 2014-15 superarían el tope salarial de 72 millones con sólo los contratos de Carmelo Anthony, Amare Stoudemire y Tyson Chandler.