Uruguay dará de que hablar

Arévalo destaca el buen momento del futbol charrúa
Sigue a El Diario NY en Facebook
Uruguay dará de que hablar
El recio volante Egidio Arévalo (izq.) confía en que Uruguay brillárá en Londres tras estar ausente de los Juegos por un largo tiempo.
Foto: AP

MONTEVIDEO, Uruguay (EFE).- Egidio Arévalo Ríos, volante y segundo capitán de la selección de futbol Sub-23 de Uruguay que participará en los Juegos Olímpicos, dijo ayer que llegarán en buen momento.

“Los partidos de ensayo fueron positivos para superar errores y vamos a llegar bien”, afirmó ayer el futbolista en conferencia de prensa.

Arévalo Ríos, de 30 años y titular indiscutible de la selección absoluta, es uno de los refuerzos mayores de 23 años que fueron elegidos por el entrenador Óscar Washington Tabárez debido a su experiencia, temperamento y aplicación táctica para los relevos.

Uruguay superó por 6-4 a la Sub-23 de Chile el pasado día 11, y por 2-0 a la selección absoluta de Panamá hace dos días, en sus dos únicos ensayos previos al viaje a Londres.

En el primer partido “hubo errores defensivos, pero en el segundo estuvimos mejor”, agregó.

La Celeste volverá a competir en el balompié olímpico tras 84 años y luego de ganar las medallas de oro en París 1924 y Amsterdam 1928.

La selección de Tabárez es la mayor esperanza de los uruguayos para poder ganar una medalla olímpica y quedó emparejada con Emiratos Árabes Unidos, frente a quien debutará el 26 de julio, Gran Bretaña y Senegal en el Grupo A.

La organización de los Juegos anunció ayer que sacará a la venta sólo la mitad del millón de entradas que quedan para los partidos de futbol debido a la poca demanda.

Los organizadores han tomado la decisión de reducir los aforos de los estadios, por lo que el número total de entradas para presenciar los encuentros será de 500 mil.

A excepción de Wembley en Londres, donde no ha habido problema, el resto de los estadios, entre los que están el Millenium de Cardiff (Gales) y Hampden Park de Glasgow (Escocia), se han visto afectados por la decisión de reducir el aforo.

Aunque la venta para ver a la selección del Reino Unido ha sido muy alta, los británicos no han mostrado mucho interés por partidos de otros equipos.

Pero la falta de demanda no sólo ha afectado al futbol, según reveló ayer la organización, aún quedan por vender 200 mil entradas para deportes como hockey, atletismo y voleibol de playa, además de las franjas más caras para las ceremonias de inauguración y clausura.

Aunque se esperaba sacar más entradas de última hora, el alto número que queda sin vender ha sorprendido a todos.

La organización señala que la razón puede ser el mal tiempo que está afectando a todo el país y que podría estar desanimando a la gente.