¡Uy, qué calor!

Consejos para evitar daños a la salud por altas temperaturas

Nueva York – Para hoy el Servicio Meteorológico Nacional emitió un ‘alerta por calor’ (heat advisory) que afectará el área tri-estatal: Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, debido a que las temperaturas superarán los 96 grados fahrenheit.

La situación empeora cuando el calor se combina con los altos índices de humedad, lo que hace elevar el termómetro hasta los 100 grados fahrenheit, especialmente para las personas que trabajan en la calle.

Como ocurre cada vez que se presenta una ola de calor las autoridades de salud recomiendan tener moderación cuando se encuentre al aire libre y al exponerse al sol porque, además de insolación y deshidratación, puede sufrir de una condición médica que se llama ‘golpe de calor’ (heat stroke).

Los más sensibles son las personas ancianas, niños y aquellos con problemas respiratorios o que sufren de enfermedades crónicas.

El ‘golpe de calor’ ocurre cuando el cuerpo no es capaz de mantener una temperatura baja debido a que pierde su habilidad de compensarse y enfriarse apropiadamente, por lo que la temperatura sube rápidamente.

Los síntomas son debilidad, mareos, dolor de cabeza, desorientación, rápidos latidos del corazón, náuseas y vómito. Esta condición puede dañar el cerebro, otros órganos vitales y hasta causar la muerte.

Los factores que afectan la habilidad del cuerpo para enfriarse en climas de calor extremo son: poca sudoración, fiebre, deshidratación, enfermedades del corazón y problemas mentales, circulación pobre, quemaduras del sol, uso de alcohol y drogas, y la obesidad.

Aunque los infantes menores de 4 años y los ancianos mayores de 65 son los más sensibles a las altas temperaturas, también los jóvenes y los saludables pueden sucumbir al calor.