Ejército mata a tiros a indígena durante refriegas

TORIBIO, Colombia – El ejército mató a tiros a un nativo y los indígenas a su vez retenían a unos 30 militares ayer, al intensificarse las refriegas entre los dosbandos.

Los nativos reclaman la evacuación de la fuerza pública y la guerrilla de sus territorios, informaron las autoridades.

El indígena, identificado como Luis Fabián Queitia, fue muerto de un balazo al desatender una orden del ejército de detenerse en un retén en el municipio de Caldono, departamento de Cauca, 325 kilómetros al sureste de Bogotá, dijo el secretario de Gobierno local, Carlos Pascué.

En represalia, decenas de indígenas retuvieron a unos 30 militares, precisó el funcionario.

“A raíz de la muerte del joven a las 5 de la madrugada, que se atribuye a manos del ejército, (los indígenas) retienen a la fuerza pública allá. Un número aproximado de 30 militares están retenidos”, dijo Pascué, quien añadió que la Defensoría del Pueblo está mediando para el levantamiento del cadáver y para tratar de normalizar la situación.

Dijo que unos 150 integrantes de la autodenominada “guardia indígena” tienen a los 30 uniformados y que los llevan para el casco urbano de Caldono donde pretenden entregarlos a los autoridades.

El Ejército produjo un comunicado en el que dio cuenta de la muerte del hombre y, tras lamentar el hecho, dijo que el caso ya fue puesto en conocimiento de la Fiscalía.

En el corregimiento de Huasanó, municipio de Caloto, también en Cauca, los indígenas instaron a los militares a que abandonaran sus territorios.

También ayer la Policía dijo haber retomado el control de un remoto cerro del Cauca donde la víspera decenas de indígenas agredieron a un grupo de soldados.

El general Jorge Nieto, comandante regional 4 de la policía, aseguró que para recuperar la posición que tenía el ejército un grupo de policías “ingresó (al cerro) en horas de la noche y a la madrugada retomó este lugar utilizando los medios que nos autoriza la ley”.