Indicios de acoso

Los principales síntomas de que un niño está sufriendo acoso son:

Baja autoestima.

Actitudes pasivas.

Se vuelve tímido o temeroso.

Está a la defensiva.

Dificultades para relacionarse con los demás.

Se aisla y no participa en atividades grupales.

Tiene desinterés en los estudios.

Obtienen bajas calificaciones.

Tiene miedo de ir a la escuela.

Constantes inasistencias a clases.

Dificultades para dormir.

Trastornos emocionales.

Pensamientos suicidas.