Decenas de víctimas por atentados en Irak

Decenas de víctimas  por atentados en Irak
Un agente de policía iraquí inspecciona el lugar donde un coche bomba explotó en un mercado de Nayaf, Irak en una jornada más de violencia en todo el país.

Bagdad/EFE – Una ola de atentados causó ayer al menos 84 muertos y cerca de 300 heridos en una de las jornadas más sangrientas de los últimos dos años en Irak, lo que ha vuelto a poner en evidencia la falta de seguridad en el país.

Bagdad y sus alrededores fueron los más castigados por la violencia, ya que la explosión de ocho coches bomba se cobró la vida de al menos 35 personas e hirió a más de 120, según informaron fuentes policiales iraquíes.

Uno de los atentados más mortíferos en esta zona se registró contra una base militar ubicada al este de la localidad de Al Doloaiya, 90 kilómetros al norte de la capital, lo que causó la muerte de quince soldados.

Además, en el área de Al Tayi, ubicada a unos 30 kilómetros al norte de la capital, siete personas murieron y otras 28 resultaron heridas por el estallido de tres bombas en distintos puntos.

Otros ataques también causaron decenas de muertos en las provincias de Salahedín (al norte de Bagdad) y Diyala (este de Irak), así como en las ciudades de Mosul (norte) y Al Diwaniya (sur).

En la primera, 18 personas murieron, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, por el estallido de dos coches bomba y de dos artefacto explosivos, así como en ataques con misiles Hawk y ametralladoras.

Mientras, en Diyala la explosión de siete coches y motocicletas bomba causó la muerte de trece personas y heridas a más de 60, y en Mosul, el estallido de cuatro coches bomba tres muertos y 18 heridos.

En cuanto a Al Diwaniya, cuatro civiles perecieron y otros 36 sufrieron heridas por el estallido de un coche bomba en un concurrido mercado popular.