Tragedia de indocumentados en la frontera

Un total de 14 inmigrantes indocumentados originarios de Guatemala, Honduras y México, murieron y nueve más resultaron lesionados.
Tragedia de indocumentados en la frontera
Una camioneta es retirada del lugar donde ocurrió un fatal accidente cerca de Goliad, Texas.
Foto: Victoria Advocate / AP

Dallas/Notimex – Un total de 14 inmigrantes indocumentados originarios de Guatemala, Honduras y México, murieron y nueve más resultaron lesionados, cuando el vehículo en que viajaban se salió de una carretera y choco contra unos árboles.

Gregory Palmore, vocero de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Houston, actualizó la cifra de muertos a 14 y confirmó el estatus migratorio de las víctimas como indocumentados, incluyendo entre ellos a ciudadanos guatemaltecos, hondureños y mexicanos.

El accidente, registrado la noche del domingo sobre la carretera 59 al suroeste de la comunidad de Goliad, constituye una de las mayores tragedias migratorias de la última década en Texas, luego de que en el 2003 fallecieran 19 inmigrantes indocumentados asfixiados por el calor en la caja de un tráiler.

Víctor Emilio Corzo, director de Protección del Consulado de México en San Antonio, informó que la mayoría de las víctimas son de origen guatemalteco, pero indicó que se ha confirmado la muerte de al menos un mexicano originario de Tamaulipas, de 22 años de edad.

Corzo dijo que aún se está tratando de identificar a varios de los lesionados, que fueron repartidos en hospitales de Corpus Christi, Victoria y San Antonio.

Gerald Bryant, vocero del Departamento de Seguridad Pública de (DPS) Texas, en San Antonio, dijo que los 23 pasajeros, viajaban hacinados dentro de la cabina y la caja de un pick-up Ford 250, modelo 2000, incluyendo al menos dos niños, uno de los cuales habría muerto. El accidente se registró cuando el vehículo circulaba alrededor de las 7 de la noche del domingo por la carretera estatal 59, cerca de la pequeña comunidad de Berclair, a unos 160 kilómetros al sureste de San Antonio, Texas.

De acuerdo con las investigaciones del DPS, el pick-up pudo haberse salido de la carretera luego de que la llanta frontal derecha reventó y el vehículo giro hacia la derecha de la carretera y chocó contra los árboles.

Glen Garrett, teniente del DPS, informó que el límite de velocidad en ese tramo de la carretera es de 120 kilómetros por hora y el vehículo viajaba cuando menos a esa velocidad.

Las autoridades aseguraron que el vehículo no era seguido por agentes de la Patrulla Fronteriza.